Jueves, 27 Octubre 2022 13:42

¿Qué hacemos con las temperaturas?

PRO36 Articulo 7 Foto 0RESUMEN Real Decreto Ley 14/2022 Medidas de sostenibilidad. Normativa sobre la limitación de las temperaturas de climatización

 

PRO36 Articulo 7 Foto 1

 

La obligatoriedad de limitar la temperatura de climatización ha generado un debate más político que técnico.

En primer lugar es conveniente recordar las temperaturas que han establecido los diferentes reglamentos y el porqué de esos límites.

Los reglamentos que han legislado en este aspecto han sido:

RICCAS 1981 (RD 1618/1980 de 4 de agosto)

RITE 1998 (RD 1751/1998 de 31 de julio)

RITE 2007 (RD 1027/2007 de 20 de julio)

Modificación del RITE 2009 (RD 1826/2009 de 27 de noviembre)

La evolución de las exigencias reglamentarias de temperaturas y humedades relativas se muestran en el siguiente cuadro:

 

PRO36 Articulo 7 Foto 3

 

El RICCACS de 1981 se redactó tras las primeras crisis del petróleo, la limitación de la temperatura de calefacción estaba fundamentada en el ahorro de energía. En aquellos años había pocas instalaciones de refrigeración, por ello para este uso el límite se estableció con una única temperatura y no un rango como en calefacción.

En 1998, por bienestar térmico, se elevó la temperatura de calefacción y se estableció un rango para refrigeración.

En 2007 se incrementó nuevamente la temperatura de calefacción. Estos límites se establecen para las siguientes condiciones:

• Actividad metabólica baja (1,2 Met)

• Vestimenta apropiada a la época del año, 0,5 Clo en verano y 1 Clo en invierno

• Porcentaje de insatisfechos del 15%

Si las condiciones son diferentes, habitualmente según la actividad, mayores met en salas de fiestas, trabajo ligero, etc., en el proyecto se deben definir las condiciones adecuadas, es decir que las condiciones reglamentadas sirven para la mayor parte de los locales, pero se admiten otras condiciones si son necesarias.

Otro aspecto muy importante es que se trata de Temperaturas Operativas, es decir las que sentimos las personas que no son directamente las temperaturas secas del aire; la sensación térmica (Temperatura Operativa) está influida por otros aspectos, fundamentalmente la radiación y la velocidad del aire sobre las personas, es decir que si por ejemplo se trabaja cerca de una fuente de calor importante se necesita una temperatura del aire menor, o si se permanece cerca de una fachada acristalada en invierno la temperatura del aire deberá de ser mayor.

 MODIFICACIÓN 2009 DEL RITE 2007 

En el RD 1826/2009, con el objetivo de ahorrar energía se estableció que en los edificios de pública concurrencia la temperatura del aire se debía limitar a un máximo de 21ºC en invierno y a un mínimo de 26ºC en verano, se incluía la siguiente relación de usos.

Culturales: teatros, cines, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones y similares.

Establecimientos de espectáculos públicos y actividades recreativas.

Restauración: bares, restaurantes y cafeterías.

Transporte de personas: estaciones y aeropuertos

Se eximía de cumplir dichas limitaciones a aquellos recintos que justificasen la necesidad de mantener condiciones ambientales especiales o que dispusiesen de una normativa específica que así lo estableciera.

Además, para locales de más de 1.000 m2, se añadió la obligación de colocar en lugares visibles paneles informativos, tamaño DIN A3, en los que se mostrasen los datos a tiempo real y la indicación de las medidas reglamentarias; el objetivo de esta exigencia era educar a los usuarios, concienciándonos de la importancia de respetar las consignas para evitar derroches energéticos.

El error de esta modificación fue establecer los límites para las temperaturas del aire y no para las operativas, si bien en los locales de pública concurrencia muy habitualmente ambas temperaturas (seca y operativa) coinciden y sería muy complejo tener equipos de medición de la temperatura operativa, siendo muy sencilla la medición de la temperatura seca.

Siempre ha estado abierta la opción de demostrar que en casos concretos son necesarias otras condiciones, por ejemplo en climas muy húmedos es posible que en verano sea necesario reducir algo la consigna, para que el sistema de climatización pueda combatir la carga latente.

En la misma modificación ya se incluía la obligatoriedad del cierre de las puertas de los locales que tuviesen en marcha los sistemas de climatización.

El control de temperatura exclusivo para cada zona climatizada de manera independiente es obligatorio desde 1981 y es una de las medidas que en el RICCACS se impuso para las instalaciones existentes, por lo que debiera existir en todos los locales.

 CONCLUSIONES 

Teniendo en cuenta las reglamentaciones vigentes, actualmente, para los edificios de pública concurrencia, ya es obligatorio:

Temperatura del aire Máxima en Invierno: 21ºC

Temperatura del aire Mínima en verano: 26ºC

Regulación independiente por local.

Cierre de puertas si la climatización está en marcha.

Paneles informativos si el establecimiento tiene una superficie superior a 1.000 m2

El mayor problema es que con mucha frecuencia no se han cumplido estos límites y ahora puede parecer que los cambios son más drásticos de lo que realmente SON. Por ejemplo se ha abierto un fuerte debate con las consecuencias económicas que va a conllevar la instalación de puertas, cuando ya debieran estar instaladas hace años; podría aceptarse que para locales pequeños el cierre no deba ser obligatoriamente automático.

Se adjuntan dos ejemplos de edificios en invierno, en los que se puede comprobar como el incremento de la temperatura, incumpliendo los límites reglamentados en 2009, tiene como consecuencia una reducción drástica de la humedad relativa.

 

PRO36 Articulo 7 Foto 4

 

El ejemplo de 28,9ºC corresponde a un edificio con grandes superficies acristaladas en el que la radiación solar está provocando esta elevación de temperatura, obligando a poner en marcha la refrigeración.

Parece importante que en el panel se reflejase el estado de funcionamiento de la instalación, es decir si se está generando frio, o calor, o solo está en posición ventilación o incluso parada. También sería muy conveniente que informasen de la concentración de CO2

Evidentemente los límites modificados por el RDL 14/2022 se debieran haber anunciado con mayor claridad, previamente consensuados con las administraciones correspondientes y con más “pedagogía” para evitar enfrentamientos.

Probablemente hubiese sido más eficaz controlar que se cumplen los límites vigentes, que modificarlos frente a posiciones hostiles, sin tener garantías de su cumplimiento.

Es contraproducente volver a legislar con las mismas exigencias, cierre de puertas, carteles, etc., parece que la administración reconoce que existe un amplio incumplimiento que no ha sabido atajar.

El límite de invierno 19ºC puede generar bastantes quejas, supone 2ºC de reducción, habrá que abrigarse.

En los países tropicales la guayabera es equivalente al “saco” (traje y corbata), como se muestra en las siguientes fotografías, tomemos ejemplo para las olas de calor.

 

PRO36 Articulo 7 Foto 5

 

Respecto a la iluminación de escaparates y ornamental de monumentos, es claro que su apagado supone un ahorro importante, como ejemplos se adjuntan imágenes de comercios en domingo en el que están cerrados al público.

 

PRO36 Articulo 7 Foto 6

 

Es posible que hasta los propietarios agradezcan el ahorro económico, sin merma de las ventas.

Y qué decir de la iluminación de las oficinas, en las que se mantiene encendida cuando el edificio está desocupado.

 

PRO36 Articulo 7 Foto 7

 

Debemos reflexionar el porqué es necesario tener que legislar estos aspectos que debieran haberse adoptado “motu proprio” hace varios años; recuerda a la norma de gas de 1974 que prohibía expresamente probar las fugas de gas con mechero, o la última versión de la certificación energética que obliga a que el técnico certificador visite al menos una vez el edificio.

¿Es que se probaban las fugas con mechero?, o ¿algún técnico ha certificado sin visitar las instalaciones?, ¿todavía alguien no apaga la luz cuando no hay nadie en los locales?

Parece evidente que es imprescindible que el alumbrado público sea eficaz, Además de mantener lámparas poco eficaces no son extrañas las luminarias con varias lámparas juntas que no distribuyen correctamente el flujo luminoso; ópticas cuasi opacas por falta de mantenimiento, etc.

Sin olvidar las soluciones indirectas, que además de su reducción de eficiencia contribuyen directamente a la contaminación lumínica.

 

PRO36 Articulo 7 Foto 8

 

Con más sentido común se requiere menos reglamentación.

Sin olvidar que la precipitación y falta de consenso del legislador no ayuda a generar un clima favorable a su aplicación; se debiera analizar con más sosiego si la temperatura debe ser 19ºC, 20ºC o 21ºC, como ya es obligatorio; o si debe ser 27ºC o mantener los 26ºC.

Si en locales pequeños se puede admitir que la apertura de las puertas sea manual y no automatizada, etc.

Lo que si parece evidente es que algo debemos hacer, las preguntas deben ser:

¿Es necesario adoptar medidas especiales dada la situación actual?

¿Estamos dispuestos a “sacrificar” algo de nuestro bienestar?

Si estamos de acuerdo, sosegadamente propongamos medidas. Recuerda el eslogan de 1976: “Aunque usted pueda ESPAÑA NO puede” Ha evolucionado: “Aunque usted pueda EL MUNDO NO puede”

Y si no lo entendemos Pues “apaga y vámonos”… pero APAGA y CIERRA EL GRIFO.

Por favor NO DESPILFARREMOS:

Fotos de la Diamond League en SILESIA, es igual en el SEIS Naciones y supongo que cada vez en más eventos deportivos.

PRO36 Articulo 7 Foto 9

 

Y seguiremos calentando el mundo (digo las calles) para consumir a “gustito” en las terrazas. Las figuras siguientes muestran ejemplos al respecto; el primer ejemplo corresponde al calentamiento con electricidad por efecto joule (¿rendimiento 100%?), el segundo corresponde a un local que en lugar de cerrar la puerta calienta el acceso, además del consumo de energía se contamina el local. 

 

PRO36 Articulo 7 Foto 10

 

 

PRO36 Articulo 7 Foto 2

 

Visto 1009 veces
Save
Cookies user preferences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Aceptar
Rechazar
Política de Cookies
Cookies_web