Buscador

Jueves, 28 Enero 2021 11:29

F-PI diseña una estrategia para mitigar las dificultades que encuentran las entidades financieras a la hora de apoyar proyectos de eficiencia energética

NdP F PI Plan para mitigar dificultades 0Desde F-PI se ha diseñado una estrategia dirigida a mitigar las dificultades que encuentran las entidades financieras a la hora de apoyar un proyecto de eficiencia energética

 

 

El proyecto F-PI “Financing Energy Efficiency using Private Investments” (Financiación de Eficiencia Energética con Fondos Privados) ha elaborado un plan estratégico con la finalidad de reducir y/o eliminar las dificultades que encuentran las entidades financieras a la hora de apoyar un proyecto de eficiencia energética.
Las entidades que conforman el consorcio del Proyecto F-PI han detectado esta necesidad de definir una estrategia, siendo conscientes de que, en la actualidad, existe un gran interés en los
proyectos de energías renovables y eficiencia energética, derivado del Acuerdo de París de 2016 y de los compromisos adquiridos por la Unión Europea en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (en al menos un 40% en 2030, comparado con las emisiones de 1990, con previsión de incrementarlo a un 55%), uso de energías renovables (al menos un 32% de la energía final), y mejora de la eficiencia energética (en al menos un 32,5% en comparación con las proyecciones de consumo de energía a 2030). Asimismo, en 2020, y como consecuencia de la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los dirigentes de la UE han acordado un paquete de estímulos económicos para la Unión Europea, el NextGenerationEU. El 30% de los fondos se dedicará a lucha contra el cambio climático. A España le corresponderán, en total, más de 35.000 millones de euros.
Pese a este interés general por parte de toda la sociedad en los proyectos de eficiencia energética, energías renovables y transporte limpio, todavía resulta complicado en muchas ocasiones encontrar financiación privada para apoyar este tipo de proyectos.
Según Jesús Rubio Conde, Manager del equipo de Energy Economic Consulting de Deloitte, entidad que lidera el consorcio F-PI, considera que “en F-PI, llevamos casi dos años colaborando de forma estrecha con entidades financieras especializadas en proyectos de eficiencia energética y con los departamentos de financiación sostenible de entidades más generalistas. Las entidades asociadas a F-PI reconocen nuestra capacidad para presentar oportunidades de inversión y para hacer seguimiento de dichos proyectos. Esto nos ha dado una gran experiencia en la identificación de las actuaciones más apropiadas para cada tipo de entidad, colaborando con ellas y con los promotores para conseguir el objetivo de ambas partes: financiar proyectos sostenibles. Además, este servicio es gratuito al estar financiado por la Comisión Europea, en el marco del Horizonte 2020”.

El proyecto F-PI ha identificado las siguientes dificultades/barreras, a las cuales ofrece igualmente una solución:
1) Dificultad - Falta de conocimientos de las tecnologías de eficiencia energética, y falta de confianza en los proyectos que se presentan: La realidad es que los proyectos de eficiencia energética basan su rentabilidad en tecnologías modernas y cuya comprensión exige un conocimiento profundo del sector energético, que a menudo no
son familiares para las entidades financieras. Al ser presentadas por el potencial cliente, que es parte interesada, la entidad financiera no puede confiar en ellas.
Solución - Desde F-PI, ofrecemos un informe de viabilidad técnica en el que se evalúan, de manera independiente, los proyectos, y se presentan, en un documento corto, los principales resultados.
2) Dificultad - Complejidad de la documentación soporte aportada para justificar los proyectos: Esta barrera tiene que ver con la presentación, por parte de los promotores, de extensas memorias y estudios de viabilidad técnica y económica, difíciles de analizar para profesionales financieros no especializados. Asimismo, no hay un contenido ni formato estándar para estos estudios, lo que complica encontrar la información que interesa.
Solución - Como se ha señalado anteriormente, desde F-PI se realiza un informe de viabilidad técnica en un formato estándar y con una extensión reducida, donde se recogen los principales resultados del proyecto y la información más importante para tomar una decisión sobre él.
3) Dificultad - Empresas promotoras de pequeño tamaño: Es común que los proyectos estén ejecutados por empresas de reciente creación, dirigidas por profesionales con amplia experiencia en el campo de la eficiencia energética, pero con balances pobres. De esta manera, proyectos muy prometedores se ven frenados por el escaso músculo financiero de los promotores, y el riesgo financiero consecuente.
Solución - Desde F-PI planteamos, entre otras, la opción de préstamos sindicados, basados en la participación conjunta en el préstamo de varias entidades de crédito, que de esta manera comparten el riesgo de las operaciones.
4) Dificultad - Proyectos de pequeño tamaño: El presupuesto medio de los proyectos de eficiencia energética es relativamente bajo (en el proyecto F-PI, la media de los proyectos analizados no llega a los 100.000 €, y la de los proyectos financiados es de
150.000 €). Como consecuencia, las entidades financieras pueden encontrar poco atractiva la financiación de estos proyectos, considerando además su complejidad técnica.
Solución - Una solución para esta barrera es la agregación de proyectos por parte de un promotor, de forma que, en vez de financiar cada proyecto, se le ofrezca una línea de crédito para diversas actuaciones, o se financien varios proyectos a la vez. Esta solución ha sido creada en primicia dentro del proyecto F-PI.
5) Dificultad - Complejidad del cálculo e imprevisibilidad de los flujos de caja de los proyectos: A la hora de emprender un negocio y de financiarlo, es imprescindible elaborar un plan de negocio creíble y bien fundado. Estimar, de forma razonable, los futuros ingresos o ventas, y gastos necesarios (materiales, suministros, personal), y cómo evolucionarán con el crecimiento del negocio es vital para determinar si el negocio será rentable, y si conviene invertir en él, tanto como promotor, como financiándolo.
En el caso de los proyectos de eficiencia energética y de autoconsumo solar, los ingresos son ahorros procedentes de la reducción del coste del suministro de energía, bien reduciendo las necesidades (eficiencia energética), o produciéndolo a un coste inferior
(autoconsumo solar). En este caso, el uso de hipótesis como horas de producción de la planta solar u horas de funcionamiento anuales de la instalación son vitales para determinar la rentabilidad, pero no dejan de ser estimaciones, que deben ser rigurosas.
Solución - Desde F-PI, hacemos un análisis independiente de estas hipótesis, determinando si son realistas o excesivamente optimistas, para dar seguridad tanto al promotor como al financiador de la conveniencia de afrontar el proyecto.

Como hemos visto, son muchas las diferencias entre la financiación de un proyecto de eficiencia energética y otro tipo de proyectos. Por ello, desde F-PI tenemos el objetivo de esforzarnos para facilitar a las dos partes, entidades financieras y promotores, el análisis de los proyectos y la búsqueda de los instrumentos financieros más apropiados para cada promotor y proyecto.

Consulta nuestra web y ponte en contacto con nosotros, te ayudaremos y apoyaremos en el análisis de las oportunidades de inversión en eficiencia energética, autoconsumo y transporte limpio que puedan presentarte posibles clientes.

 

 

 

 

 

 

Visto 108 veces