Miércoles, 26 Mayo 2021 09:54

FACEL, Asamblea General 2020/2021

Dónde veremos los puntos más destacados del informe presentado por Jordi Calvo presidente de FACEL Dónde veremos los puntos más destacados del informe presentado por Jordi Calvo, presidente de FACEL

 

 

 

En este contexto actual provocado para la pandemia, la cifra de negocio total de nuestros asociados respecto al pasado año (2019), muestra una caída media del -12,4% (+ 8% en 2019) como muestran las estadísticas elaboradas por FACEL. La facturación de cables industriales se contrajo un 10% en el 2020 (+12,2% en 2019), un -7,6% en toneladas (+7,2% en 2019), mientras que las ventas de cables de telecomunicaciones y datos se desplomaron un -17,9% (+8,5% en 2019). Por mercados, la caída del mercado nacional para los cables de energía se situó en el -11,4 % (tons) y para los cables de telecomunicaciones y datos en –21,2%, mientras que las cifras de exportación sufrieron menos, bajó un -2,8% (tons) si hablamos de los cables de energía y un - 13,8% en los cables de telecomunicaciones y datos. El Mercado de Accesorios para Cables de M.T., mantuvieron las cifras del 2019.

El primer trimestre del 2021 se ha caracterizado por el retroceso generalizado de los indicadores industriales y de servicios, consolidándose un nivel de actividad sensiblemente inferior al del cuarto trimestre del 2019, del periodo prepandémico. Son múltiples los factores que han contribuido al retraso de la recuperación económica: el recrudecimiento de la pandemia que ha comportado el endurecimiento de las restricciones, los efectos del temporal Filomena en el caso español, la interrupción en el flujo de suministros procedentes de proveedores asiáticos, así como el aumento del coste de fletes de transporte y el aumento de precios de las materias primas.

Las perspectivas para el 2021 están empeorando gradualmente a medida que el tiempo transcurre. Ante el débil inicio del año 2021, las previsiones económicas se han revisado a la baja, previéndose una recuperación del PIB español del +5,7 %, un punto por debajo de la anterior previsión.

El retraso en el proceso de vacunación juntamente con la negativa evolución de la pandemia provocará el retraso de la recuperación hasta el segundo semestre del 2021. El cambio de tendencia sólo será posible con la relajación de las medidas de restricción de la movilidad, la llegada de los distintos estímulos para la reactivación económica española y europea, así como el aumento del gasto público ayudarían a que se reactivara el consumo privado, el sector de cables en España y al sector turístico.

Otros factores claves en la aceleración de la recuperación económica y claves también para la evolución de nuestro Sector los próximos años serán: 

• El comportamiento del sector exterior, que dependerá de la evolución de la pandemia en los mercados de destino de nuestros productos. Para el 2021, se prevé un crecimiento de las exportaciones del 7%, alcanzando el nivel precrisis sólo a partir del cuarto trimestre del 2022.

• La reactivación del Sector turístico, que está viviendo su segundo año de crisis, donde sus niveles de actividad se prevén que alcancen el 50 % de los niveles anteriores a la pandemia en el segundo semestre de este año, y acaben recuperando la normalidad en el 2023. Las consecuencias afectarán de modo drástico a todas las inversiones, directas e indirectas, poniendo en situación crítica la continuidad de muchas empresas y puestos de trabajo del sector.

• La aceleración del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), es y será, uno de los pilares estratégicos del gobierno para la creación de empleo y transformación energética de nuestro país. El PNIEC prevé la reducción del consumo de energías fósiles en España, las cuales no deberían representar más del 58 % del total del consumo energético español y no más del 25% de la generación de energía. En este proceso de cambio de paradigma del Sector Energético, nuestro sector será clave y se verá beneficiado por las inversiones que se realicen durante los próximos años.

• La celeridad en la aprobación e implementación de las acciones previstas por el Plan Nacional para la Reactivación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, financiado fundamentalmente con los fondos de la Unión Europea para la reconstrucción económica (Next Generation Plan). Este Plan gubernamental tendrá como ejes esenciales de actuación proyectos orientados a la transformación de nuestra industria, a la digitalización de nuestra economía (Agenda digital 2025), así como a la innovación de procesos y a la reducción de la huella de carbono (PNIEC). He de señalar que, FACEL juntamente con otras veinte asociaciones de nuestro Sector, ha presentado a los ministerios competentes El Macro Proyecto Tractor (MPT) para la rehabilitación energética de instalaciones eléctricas en edificios, comercios e industria. Dicho proyecto, liderado por AFME, prevé poder promover actividades de rehabilitación de 600.000 hogares y 150.000 locales comerciales y naves industriales, actuando en aspectos tales como la renovación de instalaciones antiguas, inversiones en instalaciones fotovoltaicas, adecuación infraestructuras para el vehículo eléctrico, así como la digitalización de la Administración Pública, industria, así como de nuestros hogares.

La situación a la que nos enfrentamos es un reto desconocido por la mayor parte de las economías, supondrá un proceso acelerado de transformación de nuestra sociedad, de nuestra economía, un cambio de paradigma para todas nuestras empresas que tendrán que adecuarse al nuevo entorno. El proceso de digitalización de la economía, el cambio inminente y necesario de la regulación laboral y de la organización del trabajo son sólo algunos de los cambios que están llegando.

Es importante subrayar que, si bien la combinación de inversiones y reformas es crucial, desde el punto de vista de la transformación a medio y largo plazo del modelo productivo, a corto plazo la recuperación depende en buena medida de la evolución de la demanda interna y de la recuperación del sector turístico, del cual dependen un buen número de empleos directos e indirectos. En función de las variables anteriormente mencionadas, la previsión pesimista de crecimiento de la economía española podría situarse entorno al 4,2% en el 2021.

Otro factor importante que considerar es la evolución de la morosidad que ha alcanzado el 5,4% en 2020 respecto al 3,1% del año anterior (dato PcM). La previsible eliminación gradual de los avales del gobierno a los créditos ICO puede ulteriormente perjudicar el nivel de morosidad en nuestro país. Este dato añadido a la extensión de 4 días de los plazos de cobro verificado en el 2021, y a la política restrictiva de las compañías de seguro de crédito, nos tiene que alertar del riesgo de impagos que, la economía en general y nuestro sector en particular, tendrá que gestionar en los próximos meses. En este aspecto señalar la actuación de FACEL a través de la Plataforma Contra la Morosidad (PMcM) para impulsar y esperemos finalmente conseguir la aprobación por el Parlamento del Régimen Sancionador de la Ley de Plazos de Pago.

A nivel asociativo, hay que destacar las actuaciones de FACEL para promover juntamente con otras asociaciones del Sector Eléctrico y con la Plataforma Contra la Morosidad, la creación de una Mesa Sectorial que impulsen acciones ante la Administración y el Sector de Seguros de Crédito, para garantizar el acceso a líneas de créditos comerciales de nuestros clientes.

Durante este año, nuestra Asociación ha continuado impulsando la implementación y la correcta aplicación del Reglamento Europeo que regula la reacción al fuego de los cables de uso industrial en el sector de la construcción (CPR), de obligatorio cumplimiento a partir de julio del 2017 para los cables de Energía y a partir del 2020 para los cables de Telecomunicaciones y Datos.

A pesar de los esfuerzos realizados desde la Asociación, constatamos que todavía hoy se comercializan productos en el mercado español que no cumplen todos los parámetros requeridos de acuerdo con su clasificación CPR. La problemática se verifica tanto en productos de importación como, aunque en menor medida, en productos de fabricación nacional. Desde la Asociación entendemos que tenemos que perseverar en la voluntad de garantizar que, todos los productos comercializados en el mercado español cumplan con las normativas vigentes y los estándares de calidad.

Este año 2021, en colaboración con organismos y laboratorios notificados, se homogeneizarán las diferentes instalaciones de ensayo existentes para asegurar que los resultados sean más homogéneos, fiables y comparables.

Concluyendo, a pesar de las perspectivas sombrías que se ciernen sobre nuestra economía a corto plazo, el panorama para nuestro sector es esperanzador y positivo. El primer trimestre se cierra con un aumento del nivel de actividad cercano al 8% a la espera del Plan de Reactivación, Transformación y Resiliencia Económica, que se aprobará los próximos meses, y que se focalizará en aspectos tales como la reducción de la huella de carbono, las energías renovables, la eficiencia energética, la digitalización de nuestra sociedad.

 

FACEL, Asamblea General 2020/2021

Visto 245 veces