Martes, 06 Febrero 2024 14:18

B.E.G. explica por qué cada vez más empresas apuestan por control inteligente de iluminación en los espacios de trabajo

BEG control inteligente de iluminación 0Los sistemas de control de iluminación inteligente de B.E.G garantizan ahorro, confort y seguridad porque se adaptan a las necesidades concretas de cada zona de trabajo del edificio y al aporte de luz natural

 

 

Si paseamos de madrugada por cualquier gran ciudad y alzamos la vista es posible que todavía hoy encontremos edificios de oficinas con plantas enteras iluminadas ¿está todo el equipo trabajando a pleno rendimiento en mitad de la noche? Raramente. En ese edificio se está malgastando energía.

En ese sentido, los avanzados controles de iluminación que ofrece el fabricante alemán B.E.G. son piezas clave que permiten mejorar la eficiencia y reducir los costes energéticos en los espacios de trabajo.

Los sistemas de automatización de edificios no solo son rentables desde el punto de vista medioambiental o de generación de valor, sino también en cuanto a reducción de costes. Solo en el ámbito del consumo energético en iluminación, se pueden obtener ahorros de hasta el 80 %.

Por otra parte, las empresas que los implementan constatan que su aplicación mejora el modo en que las personas se relacionan con su entorno e influye positivamente en sus actividades laborales.

Las soluciones para controlar la iluminación en los espacios de trabajo diseñados por B.E.G. cuentan con la tecnología más avanzada del mercado para adaptarse de manera sencilla y personalizable los sistemas de iluminación artificial.

Entre sus funciones, destaca que permiten regular tanto la cantidad como la intensidad de luz en función del aporte de luz natural, de la presencia de las personas y/o de las necesidades específicas que requieran las tareas que se desarrollan en cada espacio.

¿Cuáles son las ventajas los sistemas de control inteligente de iluminación B.E.G.?

  1. Aprovechamiento al máximo de la luz natural. Una de las principales ventajas es que permiten captar y aprovechar mejor la luz natural, usando energía únicamente cuando es necesario. Esto implica un ahorro económico considerable, ofreciendo una autonomía de hasta un 67%, lo que implica que la iluminación artificial solamente permanece encendida un 33% del tiempo.
  2. Bienestar y adaptabilidad a las personas. El uso de controles de iluminación permite dotar a una estancia de distintos ambientes o espacios polivalentes, creando sensaciones y atmósferas determinadas según las demandas o necesidades de cada momento. Favorece la actividad de las personas y aumenta su productividad; por ejemplo, en oficinas y entornos laborales. Esto se logra gracias a la utilización de luz biodinámica que se adapta a los ritmos circadianos naturales.
  3. Edificios inteligentes. Más allá de la eficiencia y el ahorro energéticos, la inteligencia permite que los sistemas de control de iluminación trabajen con otros sistemas del edificio, como por ejemplo: tareas de limpieza, gestión de salas de reuniones, estadísticas, utilización del espacio, entre otros, proporcionando datos de detección enriquecidos útiles para los usuarios.
  4. Reducción del consumo energético: la instalación de detectores de luz natural, movimiento y presencia permite ahorros inmediatos, y asegura un corto retorno de la inversión, a menos de dos años en muchos casos.
  5. Mejora de la imagen corporativa (RSC): dirigir la actividad de forma sostenible y ética influye positivamente tanto en los grupos de interés de la compañía -clientes, proveedores, empleados, etc.-, como en el medioambiente y la sociedad en general.
  6. Seguridad y cumplimiento de normativas de riesgos laborales (PRL): una iluminación inadecuada en el lugar de trabajo puede originar fatiga ocular, cansancio, dolor de cabeza, estrés y accidentes laborales.
  7. Revalorización de los activos hasta en un 10 %: gracias a la creciente demanda de construcciones sostenibles por parte de las empresas.
  8. Ayuda en la obtención de certificados sostenibles LEED y BREEAM y VERDE, enfocados a la eficiencia energética y certificado WELL, centrado en el bienestar de las personas.
  9. Financiación, ayudas y subvenciones: pueden cubrir hasta el 30 % de la inversión total.
  10. Mayor vida útil de las luminarias: la implementación de sistemas de control puede alargar hasta un 20 % la vida útil de las luminarias.

BEG control inteligente de iluminación 1

Coworking L’Illa & Co (Barcelona), proyecto equipado con control DALI-SYS de B.E.G., que se adapta a las necesidades concretas de cada zona y al aporte de luz natural para garantizar ahorro, confort y seguridad.

Visto 307 veces
Save
Cookies user preferences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Aceptar
Rechazar
Política de Cookies
Cookies_web