Buscador

Miércoles, 18 Diciembre 2019 11:42

Soluciones de optimización energética y balanceo de cargas para infraestructuras de recarga de V.E.

PRO19 Articulo 3 Foto 0Las infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico que se instalaban hace 5-7 años en los edificios eran instalaciones monopunto de funcionamiento generalmente autónomo

 

PRO19 Articulo 3 Foto 1

 

Dichas instalaciones no estaban preparadas para adaptarse de forma inteligente a la potencia disponible en cada caso. En la actualidad, existe una normativa para los proyectos eléctricos que estipula un número mínimo de infraestructuras de recarga para parkings de nueva construcción. En España, según el Real Decreto RD 1053/2014, al menos 1 de cada 40 plazas y en Europa, según la Directiva de Eficiencia Energética, al menos 1 de cada 10.

La introducción paulatina del vehículo eléctrico como solución de transporte ideal para empresas de flotas urbanas y periurbanas, está fomentando potenciar infraestructuras de recarga de V.E. que permitan implementar soluciones con balanceo de cargas para optimizar la potencia contratada en las instalaciones. Consecuentemente, se disminuyen los coeficientes de simultaneidad de las mismas, hecho que permite que sean más rentables cuantos más puntos de recarga se proyecten en una instalación.

La ITC-BT 52 denomina a este tipo de solución SPL (Sistema de Protección de Línea General de Alimentación). Se concibe como un sistema que, mediante bus cableado o mediante bus inalámbrico, permite realizar una gestión dinámica de potencia de un conjunto de infraestructuras de recarga en función de la potencia contratada disponible en el circuito de recarga de V.E.

 

PRO19 Articulo 3 Foto 3

 

Las necesidades del mercado y el reto tecnológico asociado al balanceo de potencia viene condicionado por las barreras y por los efectos colaterales económicos que implica sobredimensionar los circuitos eléctricos de los edificios del futuro. Estos siempre se orientan al peor escenario posible, que consiste en poder permitir cargas simultáneas en todos los puntos de recarga de una instalación a su máxima potencia, es lo que se conoce como coeficiente de simultaneidad 1.

Muchos escenarios de instalación presentan adversidades ante las cuales los fabricantes de soluciones de recarga deben responder. Por ejemplo, ante la imposibilidad técnica de aumentar la potencia contratada o ante limitaciones presupuestarias; factores que implican un aumento del término fijo de potencia y acaban afectando al cliente económicamente. 

 

PRO19 Articulo 3 Foto 4

 

En el mercado se pueden identificar diferentes soluciones de balanceo de potencia en infraestructuras de recarga de V.E: 

  • Las soluciones que permiten llevar a cabo un balanceo dinámico fijo en infraestructuras de mínimo 2 conectores y que permiten hacer un balanceo fijo de potencia entre los diferentes conectores. En este caso se configura previamente la potencia asignada máxima para el circuito de recarga en la instalación, que será siempre fija.
  • Las soluciones de recarga que permiten realizar un balanceo dinámico de potencia de forma interna entre los conectores de la propia infraestructura; o bien de forma externa, mediante un autómata de control externo que permita gestionar de manera inteligente y coordinada todos los conectores, teniendo presente el fijo de potencia para la infraestructura de recarga y además el sobrante de energía de otros circuitos, que pueden aprovechar los conectores de recarga en determinados momentos del día.

Ambas soluciones de balanceo (fijo y dinámico) se pueden llegar a implementar permitiendo escenarios de categorización de plazas en las que se pueda llegar a parametrizar que determinados conectores sean de categoría VIP y, por lo tanto, se extraigan de este balanceo.

La utilización de esta clase de sistemas permite reducir el coeficiente de simultaneidad de cada cargador a 0,3 :

 

PRO19 Articulo 3 Foto 5

 

Con la implementación de esta tipología de soluciones es posible instalar redes de muchos equipos de recarga de V.E. Estas redes pueden llegar a cargar a la máxima potencia posible en función del número de vehículos, de la demanda de potencia que solicita cada uno y del distinto porcentaje de carga en el que se encuentran en tiempo real y de forma fija o dinámica.

 

PRO19 Articulo 3 Foto 6

 

Este factor representa un reto que afecta también al arquitecto, ya que estos sistemas de gestión inteligente de energía pueden llegar a gestionarse de forma local, integrándose en el BMS (Building Management System), o gestionarse de forma remota a través de plataformas de gestión que se facturan por licencias de uso en función del número de conectores a los explotadores de los edificios.

Incorporamos este ejemplo del parking de la nueva sede del Banco Popular (actualmente Banco Santander) en Madrid donde se han incorporado 40 puntos de recarga comunicados mediante cable Ethernet con una electrónica de control externa y un aplicativo de configuración Web-Browser por parte del personal de mantenimiento. 

Esta solución también permite poder llegar a repercutir costes de utilización de los puntos de recargas a empleados.

 

PRO19 Articulo 3 Foto 7

 

PRO19 Articulo 3 Foto 2

                            

        

Visto 95 veces
Publicado en INFORMATIVO