Buscador

Viernes, 23 Octubre 2020 11:56

Cómo elegir el mejor sistema FOTOVOLTAICO para su instalación

PRO24 Articulo 3 Foto 0En junio de 2018, la Unión Europea  alcanzó el acuerdo para que el 32% de la energía consumida en 2030 sea procedente de fuentes renovables

 

 

PRO24 Articulo 3 Foto 1

 

En España se ha aprobado recientemente el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático  2021-2030 (PNACC) además de haberse iniciado ya las medidas del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) en donde las energías renovables para la generación eléctrica en 2030 alcanzarán el 74% y aumentará hasta el 42% las energías renovables en el uso final de la energía.

En este escenario y gracias al abaratamiento de los costes de estas fuentes de energía renovable y la curva de optimizaje, será posible alcanzar estos objetivos e incluso superarlos. Pero no deberíamos perder de vista que son los propios usuarios, los consumidores, los que juegan un papel también muy relevante en todos los aspectos relacionados con el uso racional de la energía y quienes pueden al fin y al cabo, hacer que los objetivos mundiales, europeos y nacionales se puedan cumplir.

Además, la atención al ahorro y al medio ambiente son aspectos que cada vez dirigen en mayor medida a los proyectistas, instaladores e incluso a los usuarios, a elegir los sistemas más eficientes para sus edificios. Viessmann, desde la motivación para liderar la innovación en tecnologías renovables, apuesta por la instalación de tecnología solar fotovoltaica como una opción que centra todos los objetivos anteriores, ya que permite suministrar electricidad in situ, de forma gratuita mediante la explotación de la energía del sol.

Para muchos, un sistema solar fotovoltaico se había planteado como un aporte renovable al mix eléctrico de nuestro país y las cifras del mercado fotovoltaico así lo indican. Sólo el 25% de la demanda energética nacional se satisface con electricidad y aunque hay sectores difícilmente electrificables como la industria, el transporte aéreo o marítimo, etc, en el sector de la edificación si es posible llegar a una tasa de electrificación que conlleve a una descarbonización ya contemplada en el PNIEC.

Dejando a un lado las grandes cifras del mercado fotovoltaico, si miramos hacia las instalaciones en la edificación, a pequeña escala, incluso bajo estándares de edificios de consumo casi nulo y para autoconsumo, es este campo de aplicación directa el que está creciendo tanto en el sector de la obra nueva como en reforma. Desde la aprobación del Real Decreto 244/2019, y gracias a la concienciación del consumidor, que cada día es más activo energéticamente hablando, el autoconsumo tanto individual como el colectivo en edificación. Además, los actuales sistemas fotovoltaicos están al alcance de todos gracias a la creciente competitividad de los últimos años. 

Los usuarios se plantean ahora cómo autoabastecer la demanda eléctrica de sus hogares y de los edificios en general, con energía eléctrica renovable, cúal es la instalación que más les conviene y si es posible ahorrar en su factura de la luz con una energía limpia, fiable y digitalmente controlable como la energía solar fotovoltaica. Este cambio de paradigma ha supuesto que todas las partes implicadas; proyectistas, promotores, fabricantes y usuarios-consumidores, quieran una instalación fotovoltaica en sus tejados o fachadas.

La instalación de una solución solar fotovoltaica permite reducir los costes de la factura energética, pero también aumenta el valor de su propiedad ya que permite aumentar la calificación energética. Una elección que se amortiza en poco tiempo.

LA ELECCIÓN DEL MEJOR SISTEMA FOTOVOLTAICO, ¿DE QUÉ DEPENDE?

En el mercado hay diferentes tipos de módulos solares, con diferentes estructuras, formas de trabajar y precios. Los módulos monocristalinos de alta eficiencia, por ejemplo, son los más demandados actualmente, debido a que en el mismo espacio disponible de cubierta, fachado o pérgola, por ejemplo, la potencia alcanzada es mayor. Si además el tamaño del módulo es lo suficientemente reducido, la posibilidades de montaje aumenta.

Los diseños totalmente negros, allblack, o de marco negro, black frame, permiten una integración arquitectónica ideal en aquellas edificaciones que requieren la máxima producción, con un impacto visual en la arquitectura de los edificios reducido.

Además los módulos con tecnología PERC de célula partida, HCC policristalinos, o los tipo Singled monocristalino, permiten además, que ante pequeños sombreados la instalación solar tenga las menores pérdidas. El presente pasa por elegir tecnologías cada vez más eficientes y sistemas con la mayor facilidad de montaje, menor mantenimiento y mayor durabilidad.

Las instalaciones más habituales son las de autoconsumo instantáneo, es decir, que la producción y el consumo eléctrico se produce de la forma más simultánea posible, durante las horas de sol. Esto evita la instalación de baterías que suele encarecer los presupuestos iniciales, aunque energéticamente sean una solución de futuro. 

 

PRO24 Articulo 3 Foto 3

 

En cuanto al sector de la calefacción, típicamente abastecido mediante combustibles fósiles, ya está transformándose en un sector más eléctrico gracias a sistemas de bomba de calor. El sistema solar debe ser un elemento más de las instalaciones de los edificios y en ese sentido debe trabajar en sintonía con el resto de los equipos de confort térmico. Los bajos consumos eléctricos de las bombas de calor, son ahora abastecidos por la energía solar fotovoltaica. Pero esta electrificación del calor, con mayor demanda eléctrica en invierno, está suponiendo un esfuerzo en los proyectistas y promotores, para poder proyectar y abastecer este consumo estacional con el recurso solar fotovoltaico, justo cuando menos aporte energético solar se puede esperar. 

¿QUÉ HACER?, ¿CÓMO PODEMOS SOLUCIONAR ESTE HÁNDICAP?

Con parametrización sencilla de regulación, se puede llegar a establecer horarios diurnos de funcionamiento para maximizar el autoconsumo instantáneo, pero además, la bomba de calor es capaz de aprovechar excedentes fotovoltaicos de las horas centrales del día para aumentando temperaturas de los depósitos de inercia de calefacción o en la acumulación de ACS para utilizar la energía fuera de las horas de sol.

Algunas de las preguntas que nos están consultando frecuentemente son las siguientes:

¿CUÁL ES EL TAMAÑO DEL SISTEMA MÁS ADECUADO?

No hay un tamaño estándar para el sistema solar. En el sector residencial el sistema solar va desde 1,5 kW a 6 kW normalmente. La inversión se recupera en períodos igualmente variables, considerando factores como la demanda de la instalación, la disponibilidad de espacio en cubierta y la existencia de acumulación, junto con el coste de la energía convencional sustituida y los trabajos necesarios para adaptar el edificio e instalaciones actuales, al sistema solar. En instalaciones industriales, lo más habitual es establecer la modalidad de autoconsumo con compensación por su simplicidad administrativa y técnica, por lo cual el tamaño no excede los 100 kW.   

 

PRO24 Articulo 3 Foto 4

 

Otra de las preguntas más habituales es: 

¿CUANDO LA CUBIERTA TIENE ORIENTACIÓN E INCLINACIÓN  DESFAVORABLE, PUEDO PLANTEAR UNA INSTALACIÓN SOLAR?

Los límites de pérdidas por orientación e inclinación que habitualmente se han utilizado ofrecen un amplio margen de posibilidades de montaje. No obstante, las áreas de captación necesarias para alcanzar un autoconsumo mínimo aceptable pueden ser elevadas en las situaciones límite de orientación este u oeste o inclinaciones inferiores a 10º, ya que es necesaria instalar mayor superficie de módulos para compensar las pérdidas energéticas. La opción de montaje sobre pérgolas de aparcamientos y fachadas, en estos casos de orientación e inclinación límite, resultan ser las más acertadas ya que permiten emplear espacios que a priori no podían tener una función energética. Y por último, 

¿CUÁNTO CUESTA UNA INSTALACIÓN SOLAR FOTOVOLTAICA?

El coste del sistema solar, considerando todos los componentes, podría variar entre 0,8 y 1 €/kWp instalado, dependiendo del tamaño de la instalación.

La inversión se recupera en períodos igualmente variables, considerando factores como el perfil de consumo a satisfacer, la disponibilidad de superficie en cubierta, la modalidad de autoconsumo a la que nos acojamos y la tasa de autoconsumo solar deseada o requerida por la normativa, junto con el coste de la energía convencional sustituida y los trabajos necesarios para adaptar el edificio e instalaciones actuales, al sistema solar. 

Como conclusión, los sistemas solar fotovoltaicos son una realidad económicamente rentable, fáciles de instalar incluso en reformas, que junto a sistemas altamente eficientes de climatización suponen ahorros para el consumidor y un beneficio para el medio ambiente. 

 

PRO24 Articulo 3 Foto 5

 

 

PRO24 Articulo 3 Foto 2

 

 

Visto 93 veces