Buscador

Jueves, 25 Febrero 2021 10:35

SISTEMAS VRF ¿Qué son y cómo funcionan?

PRO26 Articulo 1 Foto 0El término VRF proviene del inglés “Variable Refrigerant Flow” (Volumen de refrigerante Variable)

 

 

PRO26 Articulo 1 Foto 7

 

En los sistemas VRF existe una unidad exterior común que está conectada con múltiples unidades interiores a través de tuberías de cobre aisladas. Su naturaleza es muy similar, aunque no exactamente igual, a lo que se conoce como sistemas Multi-Split, los cuales normalmente son utilizados en el mercado residencial.

Origen:

La tecnología VRF nació en los años 80 en Japón y se ha venido desarrollando desde entonces consiguiendo uno de los sistemas más eficientes para climatizar. 

Aplicaciones:

La principal aplicación de un sistema VRF es en instalaciones comerciales de medio y gran tamaño, como pueden ser oficinas, hoteles, centros comerciales, hospitales, centros públicos, comercios, etc.

Funcionamiento:

Los sistemas VRF se incluyen dentro de los equipos de expansión directa de gas refrigerante. La unidad exterior utiliza el aire exterior para condensar (en modo Refrigeración) o evaporar (en modo Calefacción) el gas refrigerante. A continuación el gas refrigerante se distribuye por las tuberías para llegar a los diferentes espacios donde las unidades interiores se encargan de utilizarlo para enfriarlos o calentarlos.

A diferencia de otros sistemas como las bombas de calor, estos sistemas cuentan la ventaja de poder regular el volumen de refrigerante aportado a los intercambiadores de calor de las unidades interiores, de esta forma gracias a las válvulas de expansión electrónicas que dispone  cada unidad interior, se ajusta la demanda de cada unidad. 

Tipología:

Los sistemas de climatización VRF pueden ser de dos tubos o de tres tubos. Los primeros proporcionan Refrigeración o Calefacción, pero no ambas a la vez. 

Por su parte, los de tres tubos sí que pueden suministrar Refrigeración y Calefacción de forma simultánea.

Las unidades exteriores de con ventilador tipo axial, se instalan generalmente en las azoteas de los edificios para su correcta ventilación. Pero también existen unidades exteriores con ventilador centrífugo para instalación en interior, sea en una sala técnica o en un falso techo, normalmente este tipo de unidades exteriores son de capacidad inferior a las de tipo axial.

Instalación:

La instalación de un sistema de climatización VRF se basa en la interconexión, tanto frigoríficamente, como eléctricamente, entre la unidad exterior y las unidades interiores, normalmente a un mismo sistema, se le pueden conectar un máximo de 64 unidades interiores.

En el caso de un sistema a dos tubos, desde la tubería principal conectada a la unidad exterior, se va bifurcando a cada una de las unidades interiores del sistema.

 

PRO26 Articulo 1 Foto 4

 

En un sistema a tres tubos, por el hecho de poder producir Refrigeración y Calefacción de forma simultánea, el sistema incorpora cajas distribuidoras entre la tubería principal y las unidades interiores, estas cajas distribuidoras son las que se encargan de enviar gas a alta presión a las unidades interiores que están en modo calefacción y liquido sub-enfriado a las que están en refrigeración.

Otra ventaja de este sistema a tres tubos, respecto a uno de dos tubos, es su elevado rendimiento energético, ya que el sistema aprovecha la condensación de las unidades interiores que están en calor  para evaporar en las que están en refrigeración, de aquí que este sistema también se denomine como sistema VRF con recuperación de calor.

Como contrapartida, el sistema a tres tubos es más costoso que uno de dos tubos, ya que se requiere la instalación de las cajas distribuidoras y de una tubería de refrigerante extra. No obstante, la elevada inversión inicial puede rentabilizarse con el ahorro de energía (de hasta el 50%) que se obtendrá durante toda la vida útil del sistema. 

 

PRO26 Articulo 1 Foto 5

 

 Principales beneficios de los sistemas VRF 

AHORRO ENERGÉTICO

Gracias a la tecnología Inverter de los compresores. Se estima que el ahorro energético que consiguen los sistemas VRF, respecto a otros sistemas de climatización, oscila de media entre el 15 y el 20%.

INSTALACIÓN SIMPLIFICADA

A diferencia de otros equipos como las enfriadoras, los sistemas VRF no son especialmente pesados y tienen un diseño modular en el que combinando diferentes unidades exteriores (hasta 4 en la mayoría de los fabricantes) se obtienen equipos de hasta 270kW de capacidad frigorífica.

SISTEMAS DE CONTROL AVANZADO

Gran variedad de sistemas de control de gran complejidad, con posibilidad de controlar hasta instalaciones con más de 3000 uds. interiores desde un único punto. 

ZONIFICACIÓN

Permiten una gestión más individualizada de los espacios a climatizar. Cada área puede ser tratada como una zona totalmente individualizada. 

MANTENIMIENTO SIMPLIFICADO

Al tratarse de unidades de expansión directa, su mantenimiento es sencillo, sin necesidad de sustituir elementos de la instalación, como si puede ocurrir en sistemas con enfriadoras de agua.

 

 

PRO26 Articulo 1 Foto 2

 

 

Visto 178 veces