Lunes, 08 Agosto 2022 12:31

Campaña Opteon XL: lo que cada empresa necesita saber a la hora de escoger refrigerantes

PRO35 articulo3 foto 0¿Por qué hay que evaluar el uso de los refrigerantes?

 

 

 

PRO35 articulo3 foto 1

 

Deténgase un instante y piense en el impacto positivo que la refrigeración tiene en nuestra sociedad. Desde cadenas de frío para el procesado, transporte y distribución de productos alimentarios, farmacéuticos y perecederos hasta centros de datos, aire acondicionado y calefacción, la vida moderna no existiría como la conocemos sin el papel protagonista que juegan las tecnologías de refrigeración y los refrigerantes.

Los beneficios de la refrigeración no admiten discusión: abarcan un montón de aspectos de nuestra vida diaria. A medida que la ciencia y la tecnología de calefacción y refrigeración van evolucionando, lo hacen igualmente nuestros conocimientos sobre los gases de efecto invernadero.

Se sabe perfectamente que algunos tipos de refrigerantes contribuyen al calentamiento global, como los hidrofluorocarbonos (HFC).

Por esa razón, diversos organismos científicos y regulatorios internacionales han estado trabajando en los últimos 30 años en la promoción de leyes y normativas destinadas a reducir su producción y uso. La Unión Europea, por ejemplo, ha establecido un objetivo de reducción de dos tercios de las emisiones de hidrofluorocarbonos (HFC) en 2030, parte del objetivo de alcanzar la neutralidad climática hacia 2050. Y también ha anunciado, además, unos objetivos más ambiciosos para controlar las emisiones de gases fluorados de efecto invernadero (F-gases), incluidos los hidrofluorocarbonos (HFC). Se esperan, en consecuencia, varias revisiones a las actuales regulaciones sobre F-gases. Incluirán probablemente un sistema más estricto de cuotas para los hidrofluorocarbonos (HFC), una reducción del 98 % en el volumen de HFC puestos en el mercado hacia 2050 y el establecimiento de mejores condiciones para su información, ejecución y vigilancia.

Al mismo tiempo, fabricantes como Chemours han estado desarrollando refrigerantes alternativos de próxima generación que cumplen o superan los requisitos exigidos de la cambiante legislación actual, manteniendo e incluso mejorando su desempeño. 

Compañías de todos los sectores son conscientes de que también forman parte de la solución a la hora de abordar el cambio climático. Pero además de hacer hincapié en el cumplimiento normativo, están añadiendo en esta fase aspectos a más largo plazo, como la sostenibilidad, la eficiencia energética, la idoneidad de sus sistemas de refrigeración, y afianzando sus inversiones a futuro.

Garantía de cumplimiento normativo en un panorama regulatorio cambiante

Los refrigerantes de tipo hidrofluorocarbonos (HFC) han estado bajo escrutinio porque, a pesar de ofrecer un potencial de afectación cero a la capa de ozono, son en realidad gases de efecto invernadero con potencial de calentamiento global (Global Warming Potential, GWP por sus siglas en inglés). De hecho, el Protocolo de Kyoto celebrado en 1997, ya decretó su reducción.

Posteriormente se llevaron a cabo otros esfuerzos de reducción, a nivel de estados miembros de la UE, para promover el uso de refrigerantes no fluorados y prohibir el uso de HFC para determinadas aplicaciones. Todo ello ha conllevado una reducción de los niveles de emisiones de HFC en la UE desde 2014.

Los HFC usados en aplicaciones de refrigeración, aire acondicionado y otras aplicaciones también han visto reducidas sus cuotas desde 2017 por otras prohibiciones legales que irán decreciendo progresivamente. 

Además, una prohibición aplicable en toda Europa vigente desde 2020 impide legalmente el uso de refrigerantes con un potencial de calentamiento global mayor a 2500 para el mantenimiento o rellenado de sistemas de refrigeración o congeladores de uso comercial. 

La infografía ilustra un resumen de las distintas fases de cumplimiento normativo y las actuales regulaciones que afectan a los refrigerantes.

Si se agrupa todo, estos desarrollos marcan claramente un declive de la disponibilidad comercial de HFC en el futuro. Y eso debería dar lugar a que las compañías que usan o efectúan mantenimientos de sistemas comerciales de refrigeración piensen en cómo y cuándo deben dar el paso a refrigerantes alternativos sostenibles como las hidrofluoroolefinas (HFO). Los refrigerantes de próxima generación no son dañinos para la capa de ozono y presentan un GWP muy bajo - en el caso del Opteon™ XL20, de menos de 150 GWP.

¿Cuáles son las consideraciones esenciales a tener en cuenta al sustituir los refrigerantes con alto GWP de sus operaciones?

La maximización del rendimiento y la minimización del impacto ambiental son probablemente las principales prioridades de la mayoría de compañías. Otros aspectos que vale la pena evaluar y más preguntas a formular:

¿Cumple el refrigerante la normativa?

Es importante recordar que los refrigerantes con alto GWP están abandonándose progresivamente. Así que al elegir un nuevo producto, piense en el futuro y asegúrese de poder adelantarse a los cambios normativos. Con un GWP <150, Opteon™ XL20 garantiza el cumplimiento de las nuevas regulaciones asociadas al progresivo abandono de los refrigerantes con alto GWP.

¿Es sostenible?

Un producto con GWP muy bajo reduce directamente las emisiones de GWP al entorno. Los refrigerantes Opteon™ XL ofrecen un potencial de agotamiento cero de la capa de ozono (Ozone Depletion Ozone, ODP por sus siglas en inglés) y un GWP muy bajo, lo que significa un impacto más bajo. Esto los sitúa entre los refrigerantes más ambientalmente sostenibles del mercado. 

¿Es de bajo consumo?

Elija un refrigerante que haga un uso eficiente de la energía. Mediante una mayor eficiencia y un menor consumo energético, las soluciones con GWP bajo reducen indirectamente las emisiones del sistema a partir de la electricidad producida para hacer funcionar dichos sistemas de refrigeración, que en caso contrario, serían grandes contribuyentes al cambio climático. 

Al usarlos en equipos de refrigeración o sistemas de recuperación de calor, los refrigerantes Opteon™ XL de bajo GWP superan a tecnologías alternativas que usan R-744. Esto puede traducirse en un ahorro considerable del coste de ciclo de vida (LCC, Lifecycle Cost, por sus siglas en inglés) de hasta un 15 % en comparación con otras soluciones alternativas. 

 

PRO35 articulo3 foto 3

 

¿Es compatible?

El refrigerante que está considerando ofrece opciones de diseño más sencillas, una fácil instalación y una manipulación segura? Los refrigerantes Opteon™ XL están diseñados para una amplia variedad de aplicaciones, impulsando la eficiencia de los equipos más actuales y sustituyendo a viejos sistemas con alto impacto ambiental. Su comportamiento termodinámico es similar al de los refrigerantes que sustituyen, facilitando un diseño, instalación y mantenimiento más sencillos de los equipos. 

¿Es seguro?

Los refrigerantes Opteon™ XL poseen la clasificación de seguridad A2L, lo que significa que ofrecen baja toxicidad y baja inflamabilidad. Así que son más difíciles de encender, es menos probable que formen concentraciones inflamables que los refrigerantes A3 y son menos combustibles. Las presiones de funcionamiento son similares también a las actualmente usadas por cualquier refrigerante. Además de ser más seguros operativamente, presentan menos riesgos de seguridad en las fases de instalación o mantenimiento de las aplicaciones. Esto mejora igualmente la versatilidad de las aplicaciones en entornos domésticos.

¿Es asequible?

Los versátiles refrigerantes Opteon™ X ofrecen un coste más bajo de instalación, funcionamiento y mantenimiento, permitiendo obtener importantes ahorros en las inversiones en equipos y con la práctica vida útil de un sistema de refrigeración convencional. Además de posicionarse como la solución más eficiente energéticamente, los refrigerantes Opteon™ XL garantizan un bajo coste de funcionamiento.

La ruta a seguir

Si usted o sus colegas trabajan en el ámbito de la refrigeración, la calefacción o el aire acondicionado, piensen en pasar ahora a la acción, antes de que las regulaciones de reducción empiecen causar su impacto, y en estar preparados para las nuevas normativas, además de identificar y proteger futuros suministros. 

La infografía puede ayudarle a moverse mejor por el mar de regulaciones y a comprender los términos que describen las características de las alternativas de bajo GWP a los HFC y el potencial que representan para su organización. Descargar Principios básicos de los refrigerantes: lo que necesita saber. 

 

PRO35 articulo3 foto 4

 

PRO35 articulo3 foto 2

 

Visto 652 veces
Save
Cookies user preferences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Aceptar
Rechazar
Política de Cookies
Cookies_web