Miércoles, 21 Diciembre 2022 12:14

¿Cómo funciona la dilución del CO y por qué es tan útil?

PRO37 Articulo 1 foto 0Algunos analizadores de combustión poseen una función de dilución del CO, en especial los que han sido diseñados para instalaciones de alta potencia

 

PRO37 Articulo 1 foto 1

 

Esta solución es indispensable para hacer frente a las emisiones de gases más difíciles, procedentes de instalaciones térmicas muy potentes o muy mal ajustadas. A continuación le ofrecemos un resumen completo de la dilución del monóxido de carbono.

Dilución del CO: ¿cómo funciona?

Durante un análisis de gases de combustión, un analizador aspira los gases de salida de una caldera de combustible o un motor térmico para dirigirlos a sus diferentes células de medición. Cada uno de esos sensores está especializado en la evaluación de la concentración de un solo gas.

El monóxido de carbono es un gas tóxico para los seres vivos, pero también es muy agresivo para los dispositivos encargados de medir su concentración. Por este motivo, la dilución del CO es ante todo un “truco” que permite preservar la célula de medición de CO integrada en los analizadores de combustión.

A la salida de una caldera o un motor bien ajustado, la concentración de CO suele ser mínima. En los demás casos, un analizador de combustión puede estar expuesto a fuertes concentraciones de CO, que en tal caso será preciso diluir.

Esta dilución se activa automáticamente cuando la medición de la concentración de CO supera un umbral predefinido por el usuario del analizador. Se recomienda fijar ese umbral de seguridad en torno a las 500 ppm, o un poco más si la célula es especialmente resistente. Cuanto más bajo se establezca el umbral, más protegida estará la célula de CO. 

Por tanto, es inútil someter a la célula a fuertes concentraciones (el umbral puede ajustarse de 100 a 4000 ppm para nuestro analizador Si-CA 230). 

 

PRO37 Articulo 1 foto 4

 

Cuando se supera el umbral, se activa una segunda bomba en el analizador para aspirar aire ambiental captado en el exterior del conducto de humo.

Ese aire diluye los gases aspirados por la bomba primaria en una proporción que el analizador controla y conoce, lo que le permite volver a calcular los valores reales de concentración de gas medidos por sus distintas células. Así es cómo se reduce la concentración de CO por dilución para preservar la célula de CO.

¿En qué casos la dilución del CO es especialmente importante?

Para los profesionales que utilizan su analizador con mucha frecuencia en instalaciones potentes u objeto de un mantenimiento deficiente. La dilución del CO reduce considerablemente la exposición de la célula en cuestión. Ello permite ganar entre varios meses y varios años de vida útil adicional.

Cuando el profesional desea ahorrar el máximo de tiempo durante sus análisis sucesivos, debe poder dejar al dispositivo efectuar sus mediciones en cualquier circunstancia para terminar el ajuste de la caldera. Sin dilución, la excesiva concentración de CO le obligará a interrumpir la medición para dejar el analizador en reposo el tiempo necesario para ventilar el humo aspirado.

Si el ámbito de intervención del profesional es muy amplio, de las instalaciones térmicas más potentes a las calderas domésticas, a menudo sucias, que emiten mucho CO.

En las calderas de fueloil o madera, que tienen más posibilidades de emitir altas concentraciones de CO.

Justo después de limpiar el elemento calefactor de una caldera, siempre quedan residuos que se queman en el momento del arranque, liberando mucho CO durante algunos minutos. 

 

PRO37 Articulo 1 foto 3

 

Dilución del CO: ¿cómo funciona?

La función de dilución del CO no es imprescindible. Sin embargo, para omitir esta opción sin inquietud, deben tomarse varias precauciones:

En primer lugar, elija un analizador provisto de una célula de CO de alta resistencia, capaz de tratar eficazmente fuertes concentraciones. Este es el caso, por ejemplo, de nuestros Si-CA 030 y Si-CA 130, que forman parte de los muy escasos modelos equipados con células capaces de aceptar hasta 8000 ppm de CO en esta gama de precios. Este umbral permite tratar la mayoría de instalaciones de combustión domésticas y terciarias.

Es preciso esperar a que finalice el pico de CO tras el arranque de una caldera, sobre todo cuando acaba de limpiarse su elemento calefactor. El pico de CO es un fenómeno normal que se produce cada vez que se inicia la combustión, con independencia del combustible.

Utilice una bomba Smoke en las calderas de fueloil para evitar sorpresas si la caldera está sucia o mal ajustada, ya que emitirá un humo muy cargado. Asimismo, esto permite preservar el filtro de humo situado en el colector de condensados instalado en el tubo flexible de conexión de la sonda.

Debe procurar definir correctamente el umbral de paro del analizador más allá de una determinada concentración de CO. Todo consiste en hallar un compromiso entre la vida útil de la célula y la posibilidad de continuar realizando análisis y ajustes en calderas que emiten mucho CO. Para una célula certificada a 8000 ppm, un umbral inferior a 5000 ppm garantiza una larga vida útil y un umbral de 7000 ppm permite tratar un espectro más amplio de calderas. 

Nuestros analizadores Si-CA 030 y 130 disponen de un sistema de paro automático de su bomba de muestreo de gases, con un umbral regulable de 1000 a 8000 ppm, y hasta 10 000 ppm para el Si-CA 230. 

PRO37 Articulo 1 foto 5

 

PRO37 Articulo 1 foto 2

 

 

Visto 532 veces
Save
Cookies user preferences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Aceptar
Rechazar
Política de Cookies
Cookies_web