Miércoles, 23 Junio 2021 10:49

¡Entra en la Zona! Condiciones interiores óptimas para personas, patógenos y minimización de Covid-19

PRo28 Articulo11 foto 0

Muchas veces hemos visto a un atleta lograr grandes cosas durante el transcurso de un evento deportivo

 

 

PRo28 Articulo11 foto 1

 

En el mejor partido de su carrera, después de anotar 81 puntos, la superestrella de la NBA Kobe Bryant dijo después del partido: “Simplemente sucedió. Yo estaba en la zona.” 

Los locutores deportivos comúnmente afirmarán que el atleta estaba realmente en una “Zona” durante los momentos de éxito.  ¿Qué significa que un atleta esté en la “Zona”?  La “Zona” es el lugar de máximo rendimiento óptimo.  Perfectamente sincronizado. 

Todo parece encajar y funcionar perfectamente en esa Zona. En cuanto a la Calidad del Aire Interior, ¿qué significa estar en esta zona?  ¿Cómo encontramos ese rendimiento óptimo?  ¿Esa Zona perfecta, donde todo se combina y funciona perfectamente para un rendimiento óptimo?

Bueno, en lo que respecta a las condiciones interiores saludables, esa Zona perfecta es cuando la Humedad Relativa Interior se mantiene entre el 40-60%.

Eso es lo que para nosotros significa entrar en la Zona. Ingresar en la Zona Saludable que brinda un rendimiento óptimo. Bien, echemos un vistazo a lo que eso realmente significa. ¿Cuál es el significado de esta Zona Saludable?

Hay 3 razones principales por las que el valor óptimo de humedad relativa interior se sitúa entre el 40-60%. Veamos por qué:

Una de las principales razones por las que esta es la Zona Saludable óptima es que el sistema inmunológico humano está optimizado para una humedad relativa entre el 40- 60%. Con este nivel de humedad, nuestros conductos nasales, garganta y pulmones están debidamente protegidos del ataque de patógenos. La mucosa, o fluido protector que protege nuestro tejido interior, tiene una viscosidad ideal. Permite que la limpieza de partículas se realice correctamente. Cuando esta parte del sistema inmunológico está funcionando, las bacterias no pueden penetrar en nuestro tejido y causar estragos en nuestros cuerpos. A medida que inhalamos, los patógenos se procesan y eliminan correctamente antes de que puedan duplicarse y propagarse.

Muchos de nuestros edificios se mantienen muy por debajo de esta zona óptima, especialmente durante los meses más fríos e invernales. Es común encontrar edificios con un 20% de HR e incluso menos durante estos meses. Entonces a nuestro sistema inmunológico respiratorio le sucede exactamente lo contrario a lo mencionado anteriormente. Debido a los bajos niveles de humedad, nos volvemos muy vulnerables a las infecciones. La mucosa se vuelve áspera y rígida, y permite que los patógenos arraiguen y penetren en nuestro tejido corporal. Esto provocará infecciones y enfermedades. No es exactamente la Zona Saludable que estamos buscando.

La segunda razón clave para esta Zona Saludable es que la ruta de viaje de los patógenos se minimiza. A medida que el nivel de humedad se mantiene entre 40-60% de HR, las partículas en el aire se vuelven más pesadas y menos flotantes. Pueden viajar solo distancias cortas y establecerse rápidamente. Una vez que se asientan en las superficies, es mucho más fácil de limpiar y evitar una mayor propagación. Permanecer en esta Zona Saludable ayudará a reducir la capacidad de los patógenos para viajar más y distancias más largas.

PRo28 Articulo11 foto 3

Ahora pensemos en cuando el% de HR es bajo y cómo esto abre la puerta para una mayor propagación de infecciones. Estas partículas se vuelven ligeras, aireadas y muy flotantes. Pueden flotar durante horas, días, semanas e incluso volver a contaminar áreas que se limpiaron previamente. El ejemplo de COVID-19 ha sacado esto a la luz. El mundo entero lleva máscaras en la cara para evitar la inhalación de aerosoles que contienen el virus. 

Durante los meses de invierno, cuando la humedad interior es baja, es cuando vemos un aumento anual de la gripe y otros virus, incluido el COVID-19.

En tercer lugar, debemos observar cómo responden los virus a los diferentes niveles de humedad. En 2014, NIOSH publicó un estudio sobre el virus de la gripe (Noti, et al). Descubrieron que la infectividad del virus de la gripe se redujo en un 85% una vez que el % de HR alcanzó el 40%. El estudio también examinó niveles más bajos de humedad en los que el virus se propagó al 30% o menos. Una vez más, esta Zona Saludable de 40-60% de HR está creando un entorno difícil para que los virus se propaguen. Reducir la infectividad de la gripe y potencialmente otros virus, incluido el COVID-19, sin duda se calificaría como un rendimiento máximo óptimo.

Considerando lo que significa estar en la Zona, creo que encontramos el lugar perfecto. Existe una zona perfecta que protege nuestro sistema inmunológico, y que también es la misma Zona que hace que sea muy difícil para los patógenos viajar. Y es la misma Zona la que reduce la infectividad real de los virus. Si buscamos acciones perfectamente sincronizadas para llamar a esta zona la Zona para la calidad del aire interior, lo logramos. ¡Supervisa y controla el % de humedad relativa interior entre un 40 y un 60% y su edificio estará en la Zona!

 

¡Entra en la Zona! ¡La Zona Saludable! 

 

PRo28 Articulo11 foto 2

Visto 516 veces
Publicado en OPINIÓN