Buscador

Viernes, 07 Julio 2017 08:30

Noemí Sobrino, Vicepresidenta de la Unidad de Negocio Ecobuildings de Schneider Electric.

foto entrevista noemisobrinoUn ejemplo clarísimo de cómo están cambiando las cosas lo encontramos en el sector residencial. Las nuevas viviendas que se construyen lo hacen bajo premisas de conectividad y sostenibilidad. Sus habitantes están dispuestos a pagar un coste inicial algo más elevado a cambio de saber que viven en un entorno sostenible, sino que además los costes de “vivir” allí serán mucho más eficientes.

 

¿Podría explicarnos en breves palabras en que consiste esta área de negocio que usted dirige en Schneider Electric?

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en el interior de edificios, ya sea en nuestras casas, trabajando en una oficina, en un supermercado, en una escuela y aunque todos ellos tienen necesidades muy distintas, en lo básico coinciden: queremos que nuestras casas, escuelas, supermercados, oficinas, hospitales, hoteles…sean lugares seguros, confortables, eficientes y sostenibles.

En EcoBuilding nos dedicamos precisamente a esto, a darles vida gracias a la tecnología y la conectividad, a dotarlos de “un cerebro”. A ayudar a estos espacios a ser más seguros, confortables, eficientes y sostenibles poniendo a su alcance la tecnología y servicios más avanzados. 

Y, ¿cómo lo hacemos? Desarrollando y ofreciendo dispositivos y sistemas simples, innovadores y escalables que son además fáciles de instalar, conectando estos dispositivos y monitorizándolos para mejorar constantemente el entorno y analizando los miles de datos que produce nuestro entorno para encontrar nuevas formas de dar valor a nuestros clientes.

Hoy en día se tiene muy presente el consumo energético de un edificio y su mantenimiento, de ahí que ha surgido la figura del Facility Management, ¿Qué aporta Schneider Electric en este sentido?

El 75% de los costes de un edificio se producen en la fase de explotación, cuando vivimos en él, cuando lo usamos. El papel del Facility Manager se ha convertido en algo fundamental. Tenemos un vídeo que me encanta y que enseño cada vez que tengo ocasión porque precisamente pone de relevancia de forma simpática cuán importante es el rol de un Facility Manager. Si os animáis a buscar: youtube y una vez ahí Schneider Electric llama superstar. 

Pero volviendo a tu pregunta, efectivamente el consumo energético de un edificio es un elemento crítico. El elevado coste de la factura energética, sumado al aumento de la demanda que vamos a volver a experimentar y la necesidad de ser cada vez más sostenibles, algo a lo que afortunadamente la presión legislativa que viene de la Unión Europea nos obligará a acelerar hacen que dotarse de sistemas inteligentes se haya vuelto casi imprescindible.

Uno de los sistemas que estoy convencida que va a marcar un antes y un después en la gestión de edificios es EcoStruxure Power Monitoring Expert, y, aunque el nombre puede resultar complicado la primera vez que lo escuchas, realmente es algo sencillo y fácil de implementar gracias al diseño abierto, flexible y escalable.

Cualquier edificio, por pequeño que sea, tiene varias partes, muchos procesos y para lograr la máxima eficiencia necesitas monitorizarlo. Conectamos los equipos y a través de software se reúnen todos los datos, procesan y envían, a tiempo real y de forma personalizada a los parámetros, se automatizan muchas de las decisiones y otras, que pueden resultar críticas, te las alertan en tu móvil. Puedes asegurarte que tu edificio no consume un kw más de lo necesario sin necesidad de estar ahí presente.

¿Cuál es mayormente la tipología del edificio donde se aplica el Ecobuilding?

Si me hubiese hecho esta pregunta hace un par de años te hubiese contestado que fundamentalmente en edificios terciarios, donde los costes de explotación y el confort y seguridad son elementos críticos. También en hospitales y hoteles, donde lógicamente la energía es un elemento crítico y sus propietarios y gestores necesitan contar con las garantías de calidad que siempre han caracterizado a Schneider Electric.

Hoy, con la mayor concienciación sobre la necesidad de gestionar bien la energía y la digitalización de nuestros entornos, la demanda de esta inteligencia que aportan nuestros sistemas y servicios llega ya a cualquier tipo de edificio. Además, los avances tecnológicos y la democratización del acceso a determinados tipos de sistemas, hace que hoy el retorno de la inversión de pasar de un edificio convencional a uno verdaderamente inteligente sea solo de 3 años. 

Un ejemplo clarísimo de cómo están cambiando las cosas lo encontramos en el sector residencial. Las nuevas viviendas que se construyen lo hacen bajo premisas de conectividad y sostenibilidad. Sus habitantes están dispuestos a pagar un coste inicial algo más elevado a cambio de saber que viven en un entorno sostenible, sino que además los costes de “vivir” allí serán mucho más eficientes. 

Pero hay más, nos hemos acostumbrado a poder gestionar todo o casi todo desde nuestro móvil y cada vez son más las personas que nos piden este tipo de soluciones. Hasta nuestra forma de interactuar con la tecnología está cambiando: queremos pantallas táctiles e intuitivas en nuestros hogares que nos permitan ajustar la climatización, la iluminación…

Muy especialmente Hospitales y Hoteles, son los principales puntos de mira del negocio, ¿En qué situación se encuentran en nuestro país unos y otros?

En España el servicio público sanitario ha gozado de una gran y merecida fama por el alto nivel de servicios, cobertura, infraestructuras y profesionalidad del personal médico. Los años de crisis han afectado de forma notable las inversiones en este sector lo que ha generado un parón en nuevas infraestructuras y renovaciones del sector público y un crecimiento del sector privado (debido al aumento del número de asegurados, que han buscado compensar el descenso del nivel del servicio ofrecido por el sector público).

Los 2 últimos años se ha empezado a producir un cambio de tendencia donde, si bien podemos decir que el nivel de crecimiento en inversiones es prácticamente plano, los indicadores empiezan a señalar un incremento lento pero continuado en los próximos años. El resultado es que empiezan a realizarse reformas pospuestas durante años y algún nuevo proyecto. La tendencia en el sector sanitario será apalancarse en la tecnología para conseguir mejorar la productividad y capacidad de dar servicios, amplificada también con todas las posibilidades que ofrece IoT hacia una transformación a Hospital Digital y Smart Hospital.

En cuanto al sector hotelero está gozando de una situación inmejorable. Tras superar una profunda crisis, 2015 fue un año record en el sector en volumen total de transacciones y 2016 fue el 2º mejor año de toda la historia. Sin embargo, no nos podemos engañar: estamos disfrutando de un turismo prestado (en buena parte debido a los acontecimientos internacionales), una gran parte de la infraestructura hotelera es muy antigua y hay que aprovechar estos años de bonanza para actualizarse y convertirse en proveedores de servicios de valor. Para ello hay que apalancarse en conceptos como la sostenibilidad, confort y satisfacción del cliente y eficiencia operativa.

La conectividad es el eje principal para el control de los diferentes parámetros de un edificio, ¿Cómo se diseñan e implementan las soluciones que ofrece Schneider Electric?

Todos nuestros productos deben poder conectarse. Así de sencillo. Es una premisa en la que creemos firmemente y por la que hemos apostado en los últimos años. 

Y cómo lo hacemos: nuestros productos y sistemas funcionan sobre estándares abiertos de tal forma que pueden conectarse e interactuar con otros dispositivos e integrarse de forma sencilla en un sistema. Tienen que ser capaces de evolucionar y adaptarse de manera sencilla a nuevos requerimientos tecnológicos, ser escalables y flexibles. El Internet de las Cosas, no es una revolución tecnológica -la mayoría de los dispositivos y sistemas ya están creados y podemos partir de conceptos de re-wrap & re-use- sino una evolución tecnológica cuyos resultados serán revolucionarios.

En el momento del diseño de nuestros productos, sistemas y softwares, hay cinco principios básicos que cumplimos en todo momento:

:: Todo lo que diseñamos tiene que dar respuesta a una necesidad de nuestros clientes. De ahí que los involucremos desde las fases muy primarias de desarrollo

:: Calidad, ante todo. Schneider Electric siempre ha sido reconocida por su calidad y para nosotros es algo incuestionable.

:: Sencillos y fáciles de utilizar. Los diseñan ingenieros, pero en el día a día los gestionarán operarios, consumidores finales en sus hogares, los clientes de una habitación de hotel…

:: Todo producto debe poder integrarse en un sistema

:: Todo producto debe poder aumentarse con nuevas capacidades digitales cuando sea necesario.

Actualmente es el boom del Internet de las Cosas (IoT), y se prevé unos crecimientos exponenciales del mismo. Los sistemas de control de los diferentes elementos de supervisión permiten combinar los diversos lenguajes hoy día existentes que se aplican en los equipos instalados, ¿Cuál es el protocolo y cómo se conectan entre sí?

A día de hoy Ethernet es el medio básico de comunicación del edificio y el canal por el que se transmiten datos tanto de producto a producto como también desde un conjunto de productos a otros sistemas más avanzados destinados al tratamiento de esta información,  y nos permiten hablar de conceptos cloud, IoT, monitorización en cualquier momento y en cualquier lugar,… donde el paradigma de comunicación son los Web Services.

Pero no podemos obviar la multitud de protocolos que nos encontramos en edificios existentes. Al nexo de unión de los diferentes sub-sistemas de cualquier edificio nosotros lo denominamos EcoStruxure y es una arquitectura que se caracteriza -entre otras cosas- por permitir compartir diferentes  lenguajes  (LonWorks, BACnet, Modbus, EnOcean, ZigBee … y Web Services) para así poder elevar la información generada en campo desde todos los equipos instalados hasta el mundo IoT.

El uso de la conectividad en la nube implica también ciertos riesgos de seguridad frente al intrusismo de los hackers, ¿Podemos afirmar con respecto a la  ciberseguridad  que está ampliamente respaldada?

En el momento en que un dispositivo, por pequeño que sea, está conectado es potencialmente vulnerable a ataques. De ahí que insistamos tanto en una ciberseguridad embebida, de inicio a fin en todos los elementos del sistema. Es importante hacerlo y además exigir a todos los fabricantes que lo hagan. 

Hay además un tema que por obvio, no quisiera omitir: es totalmente necesario concienciarnos y educar a nuestro entorno en la importancia de favorecer la seguridad de nuestros sistemas. A menudo, me encuentro que o bien han omitido el paso de poner contraseña en el momento de la configuración o bien simplemente han optado por poner una contraseña de escasa seguridad: “0000” o “password”…no se nos ocurriría dejar la puerta de nuestra casa abierta de par en par cuando nos vamos de vacaciones, ni tampoco optar por una llave plana, no lo hagamos entonces con los sistemas que controlan nuestros edificios y hogares. 

¿Algo más que añadir?

Considero interesante destacar la importancia que tiene desde un punto de vista analítico la recopilación de información en instalaciones a través de productos y sistemas conectados, siendo esta capa de inteligencia la base de un gran abanico de posibilidades del que a día de hoy sólo somos capaces de imaginar una parte de todo lo que seremos capaces de gestionar en un futuro muy cercano totalmente conectado.

El tratamiento de la información nos está permitiendo ya hacer análisis y modelado de edificios, lo que nos permite -por ejemplo- pasar de un mantenimiento preventivo a un mantenimiento predictivo y ser capaces de avanzarnos ante posibles averías, evitando daños en la instalación y optimizando costes de mantenimiento. Es sólo uno de los muchísimos avances que veremos en los próximos años, que inciden directamente en la toma de decisiones, en la operativa y en la explotación de cualquier instalación, y en consecuencia también en los ahorros y/o beneficios que pueda generar. Y

Visto 903 veces
Publicado en ENTREVISTAS