Buscador

Jueves, 29 Octubre 2020 11:26

JULIO MORA · Presidente de ACI

PRO23 ENTREVISTA MONICA 0El pasado 29 de Septiembre ACI – “Associació de Consultors d’ Instal-lacions”,  celebró elecciones para la renovación de la junta directiva. La candidatura de Julio Mora y su equipo obtuvo el apoyo del 100% de los votantes con una participación del  62% de los asociados. Para conocer de cerca el programa de la nueva junta directiva entrevistamos a su nuevo presidente, Julio Mora, hasta ahora Gerente de JG Perú, y actualmente Director de Proyectos Internacionales de JG Ingenieros y Director Gerente de la oficina de Barcelona.

 

En primer lugar queríamos felicitarle por su nombramiento como presidente de ACI. ¿Quiénes forman parte de su equipo en la nueva junta directiva? ¿Cuáles son las premisas más destacadas de su programa para estos cuatro años de mandato?

La labor del ACI desde su creación ha sido extraordinaria y concretamente ha sido sobresaliente en los últimos 2 años, coincidente con el Primer Congreso de Ingenierías que derivó en un éxito de participación. La dedicación de la Junta Directiva, junto con el personal de ACI así como el resto de socios numerarios y protectores, ha impulsado infinidad de iniciativas que de una manera u otra (y a pesar de las pandemias) pienso que deben tener continuidad. Me gustaría intentar ser la herramienta con la que cuenta la Asociación para buscar acuerdo, cohesión y consenso con el resto de instituciones y otras entidades. Asimismo, el número de socios numerarios, si bien se ha ido incrementando ligeramente estos últimos años, debería tener una cuota de representación mucho más amplia y deslocalizada contando con consultorías de toda Cataluña. Sólo de esta manera podemos conseguir más visibilidad como colectivo y poner más en valor el servicio que desempeñamos.

¿Qué le ha impulsado a presentarse como candidato a la presidencia de ACI?

Creo que puedo aportar una visión global del servicio que dan las empresas representadas por la Asociación. Hace casi 30 años que entré a trabajar en JG Ingenieros, he tenido la fortuna de poder aprender y formarme en todos los departamentos que configuran el diseño y puesta en marcha de un proyecto de instalaciones; (producción como técnico, director de proyecto y obra, responsable de área de dirección de obras, gerente de nuestra oficina de Lima (Perú) y la última experiencia como director de proyectos internacionales, a la que ahora se le suma la de Director Gerente de la oficina de Barcelona. En fin, un recorrido que me ha permitido estar en todas las etapas de construcción tanto aquí como fuera del país.

¿Qué servicios ofrece ACI a sus asociados? ¿Tiene pensado ampliar este punto de cara a los próximos cuatro años?

De momento es muy pronto para plantear nuevos servicios, más si cabe cuando la primera reunión de traspaso de Junta ha sido telemática debido a la situación actual. De todas formas, creo que la Junta anterior ha promovido diferentes servicios innovadores que sin duda han de tener continuidad, es más, no podemos dejar pasar por alto que se estableció un plan estratégico para este 2020/2021, sería un grave error no tenerlo en consideración habida cuenta del esfuerzo que supuso implementarlo.

En el capítulo de la formación, ese siempre ha sido un punto álgido de los profesionales. ¿Qué líneas de formación destacaría durante su mandato? ¿Cuáles implementaría? ¿Van a potenciar la formación online?

ACI es una Asociación con un nivel de profesionalidad muy alto, por lo que he podido comprobar en las últimas reuniones, (desgraciadamente “telemáticas”), con un altísimo grado de implicación de todos sus integrantes. Esto quiere decir que somos permeables a nuevas propuestas para llevar a cabo desde la Asociación. El mercado actual, resentido por la situación económica posiblemente genere nuevas necesidades y debemos estar atentos al cambio para poder evolucionar de manera rápida, quizás está situación de resistencia debería ser el revulsivo para que la Asociación saliera más fortalecida y, de hecho, así sucedió durante la pandemia.

Con respecto a las actividades previstas a lo largo del año, estas se han visto mermadas por la actual situación del Covid-19, pero a pesar de ello han realizado y participado de forma virtual en varias acciones. ¿Cómo ha sido estas experiencias en los tiempos de pandemia?

Justo en el mes de febrero, ACI presentaba una memoria de actividades dónde se describían de manera pormenorizada 6 modalidades de actividades programadas para el 2020-2021, además de las que tradicionalmente se venían desarrollando de manera habitual, es decir, que ya existía una estrategia consensuada fruto de la recogida de información durante el congreso mencionado anteriormente. Cuando empezó la pandemia y las restricciones de movilidad, desde ACI, se empezó a trabajar con este nuevo escenario proponiendo nuevas ideas y formatos.

Se realizaron 4 webinars específicos para analizar la actividad del sector y la nueva normalidad en formato de Mesa Redonda con especialistas que explicaban experiencias reales. Cada Webinar estuvo enfocado a un sector: hospitales, oficinas y hoteles congregando un total de casi 300 inscripciones.

Además, se escribieron una decena de artículos sobre información relacionada con la situación que estábamos viviendo acerca de las ayudas gubernamentales, herramientas para facilitar el trabajo en remoto, cómo manejar las reuniones virtuales o contenido técnico acerca de hospitales y residencias de ancianos. Esto generó más de 4.000 visitas a nuestro site.

Se continuó trabajando en los grupos de trabajo y actualizando las secciones web con información de interés acerca de formaciones o datos específicos sobre el Covid-19, video-cápsulas técnicas… generando más de 8.000 visitas a nuestra web. Ese es el camino por el que desde ACI apostamos; innovación continua que nos permita dar servicio a nuestros asociados de forma coherente a las necesidades del mercado.

Si las circunstancias lo permiten, ¿Tienen previsto celebrar el próximo año el 2º Congreso de Ingeniería de las Instalaciones? ¿Qué formula optarían?

Está prevista la edición del 2º CEI que, en principio, debería ser presencial. Sin embargo, deberemos adaptarnos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias en cada momento.

¿Es la calidad del aire en el interior de los espacios públicos o de trabajo, lo que más consultas o dudas está generando entre los profesionales del sector y la propiedad? ¿Son los hospitales, las residencias de ancianos y las escuelas los puntos más críticos? ¿Que se está haciendo al respecto?

He tenido la oportunidad de asistir a varios eventos y webinars relacionados con el diseño de nuevos espacios en cualquier tipo de edificación y las medidas a implementar para minimizar el riesgo de contraer el COVID-19.

Sin duda, la mejora de las condiciones de ventilación es una asignatura pendiente en el diseño de instalaciones de los edificios, de un tiempo a esta parte, regulada por las normativas y recomendaciones vigentes como RITE, ASHRAE, …etc., pero con graves carencias en edificios amparados en normativas anteriores. 

Desgraciadamente el parque inmobiliario es muy numeroso, aunque esto abre nuevas posibilidades en el sector para intentar adaptar inmuebles antiguos y ponerlos en valor, garantizando más y mejor las condiciones de salubridad.

En cuanto a la tipología de edificios, todos tienen sus particularidades y han sufrido en mayor o menor medida esta situación.

En algunas de estas edificaciones hemos de tener en cuenta que no solo se han visto afectadas las instalaciones de climatización y ventilación sino que las instalaciones de gases medicinales o las eléctricas y de comunicaciones también se han visto sometidas a grandes transformaciones. Los Hospitales y Clínicas quizás han sido históricamente los más cuidadosos en este aspecto, pero el hecho de conseguir prepararlos para para una pandemia de estas características, adaptando espacios existentes en tiempo record y que además no estaban destinados para UCIS o unidades de hospitalización para infecciosos, ha supuesto un reto mayúsculo que está derivando en el diseño y construcción de hospitales monográficos.

En cuanto a las residencias de gente mayor, han sido las que desgraciadamente han sufrido más el golpe del COVID-19, estamos ante una situación de replanteo de nuevos esquemas de atención, se irá viendo cómo cambian los esquemas funcionales y en consecuencia como dotarlas de sistemas de ventilación adecuados.

Difícilmente las escuelas se han adaptado a la mejora de la calidad de aire interior porquetradicionalmente la ventilación se ha considerado natural, es decir, con apertura de ventanas, creo que de momento es pronto para saber cuál es el comportamiento de este tipo de edificación ya que el invierno todavía no ha llegado en su más cruda expresión, hemos de estar atentos a la evolución durante los próximos meses.

Oficinas, Hoteles, todos están en la misma situación que antes del inicio de la pandemia, no creo que haya muchos que se hayan adaptado a incrementar los caudales de ventilación y/o filtración porque puede suponer grandes transformaciones sobre sus infraestructuras generales existentes y el coste de inversión puede ser inasumible.

Salvo medidas puntuales, como la reducción del número de trabajadores que se encuentren simultáneamente en un espacio cerrado, adaptación de puestos de trabajo para conseguir las distancias de seguridad recomendadas, incorporación de equipos portátiles de filtrado del aire de recirculación, etc…creo que los promotores están a la expectativa a ver cómo evoluciona la situación y poder adoptar medidas concretas.

Solo para finalizar este punto, recientemente salió publicado un comunicado de prensa de la OMS avalado por la ONU en el que se instaba a todos los países a elaborar y aplicar un plan de acción para promover la difusión oportuna de información de base científica y evitar la información falsa o errónea. Las consecuencias que esto ha generado desde el inicio de la pandemia que haya una cierta disparidad de criterios en la toma de decisiones o medidas concretas por parte de las autoridades competentes, desde gobiernos centrales a autonómicos, por tanto, se recomienda prudencia las acciones poco reflexivas pueden generar decisiones equivocadas.

La colaboración de las empresas del sector con ACI siempre han sido excelentes y primordiales para el desarrollo de sus actividades. ¿En este sentido hay nuevas iniciativas?

Así es. En septiembre firmamos un convenio de colaboración con el Clúster Indoor Air Quality (IAQ) con el objetivo de difundir contenido y tecnologías que permitan garantizar la salubridad de los edificios. Ambas entidades sin ánimo de lucro, podrán dar una visión objetiva de la realidad del sector en todas sus vertientes (conocimientos técnicos, barreras legislativas, disponibilidad de tecnologías fiables ...)

Durante el 2020 hemos incorporado 5 nuevos socios protectores a nuestra Asociación. Es un honor para nosotros que empresas como Samsung, Stulz, Ebara, Gewiss y Jeremias Chimney Systems confíen en nosotros.

¿Cómo sitúa usted el nivel de las ingenierías españolas con respecto a las de los países iberoamericanos, que ha conocido en sus últimos años de permanencia en Perú? ¿Y con respecto a las europeas suponemos que serán más similares al estar todas regidas por las normativas de la Comunidad Europea?

La experiencia de estos últimos años en Iberoamérica ha sido muy educativa en las dos direcciones, me explico….hemos de pensar que trabajar en cualquier país extranjero no significa imponer nuestra manera de trabajar, nos hemos de adaptar progresivamente e ir incorporando mejoras de las dos culturas para crear un producto mejor, este aprendizaje es obligatorio para todos los que nos hemos visto obligados a salir fuera de nuestro espacio de confort.

Pero volviendo a la pregunta, el nivel técnico de las ingenierías es bueno, mejorable en alguna disciplina como el HVAC ya que tradicionalmente ha estado condicionada sobre todo por el acceso al mercado tecnológico de vanguardia, pero definitivamente no es un tema de capacidades, yo creo que el problema principal es el exceso de burocracia y de falta de un método que agilice la tramitología e imprima velocidad al sector.

Respecto a las ingenierías europeas no creo que tengamos que situarnos en una posición de inferioridad, somos competitivos tecnológicamente, la única excepción la supone el tema de honorarios, verdadera asignatura pendiente que como colectivo hemos de mejorar.

¿Algo más que añadir?

Es un honor presidir ACI y, como reto personal, me gustaría aumentar el número de socios numerarios e ilusionar al colectivo. Hemos de buscar fórmulas atractivas para ampliar la representación de todo tipo de consultorías.

Durante estos próximos 4 años, intentaremos trasladar al sector el entusiasmo que motivó a las empresas fundadoras a crear ACI.

Visto 198 veces
Publicado en ENTREVISTAS