Buscador

Jueves, 25 Febrero 2021 11:01

SUSANA RODRÍGUEZ · Presidenta de AEFYT

PRO26 ENTREVISTA AEFYT 0

Susana Rodríguez es la nueva presidenta de AEFYT (Asociación de Empresas de Frio y sus Tecnologías) que resultó elegida por el nuevo Consejo Rector tras las últimas elecciones celebradas a finales del año pasado. Así mismo Susana que también es presidenta de  ASOFRIO, desde el 2013 representa a este grupo de empresas instaladoras de frio y climatización en el consejo rector de AEFYT. Igualmente es la Directora General  desde el 2010 de la empresa instaladora FRIEX ubicada en la provincia de Badajoz.

  

Hace cuatro años le entrevistábamos como presidente de ASOFRIO, en esta ocasión es por su nombramiento como presidenta de AEFYT. ¿Representa esto un paso importante para la mujer en este sector? 

Ha sido un paso importante para la visibilidad de la mujer en el sector del frío. Somos muchas las directivas y técnicas que trabajamos en esta industria, pero todavía queda un largo camino para incrementar la sensibilidad de las empresas ante la brecha de género y que la percepción del trabajo femenino se normalice. Ésta es una de las líneas de trabajo que queremos potenciar desde la nueva directiva con la creación de un grupo de mujeres del sector destinado a aportar esta visibilidad que consideramos necesaria para eliminar prejuicios y viejas ideas preconcebidas. Y sobre todo dar a conocer este sector al talento femenino, y que se llegue a ver como un campo de trabajo para nuestro desarrollo profesional.

Usted siempre se ha destacado por la lucha en defensa del colectivo de instaladores de frio y climatización. ¿Va a suponer esto mayor reconocimiento para los profesionales instaladores?

En AEFYT están representadas las grandes familias tecnológicas de la cadena de valor del frío. Todas ellas son necesarias y se apoyan las unas en las otras. Por ese motivo, mi objetivo es potenciar a todas por igual, ayudándolas a realizar la transición digital y ecológica que tenemos por delante, además, de abordar los problemas particulares que cada una de ellas puedan tener. Los profesionales instaladores forman parte de esa cadena de valor, como el vínculo entre la industria y el usuario final. Pero mi visión como representante de Asofrio, y como dirección de una empresa instaladora no puede desvincularse totalmente de ese subsector. ¡Esto es un “guiño”!!.

¿Cuáles son los retos prioritarios a los que se enfrenta el sector y que debe asumir desde la presidencia de AEFYT?

Los retos prioritarios son la transferencia del conocimiento y el desarrollo tecnológico de las diferentes tecnologías del frío, potenciar la eficacia y efectividad de la refrigeración en toda nuestra actividad de campo; así como acompañar a los asociados en la sostenibilidad y digitalización del sector. Además, como he comentado, queremos resaltar la diversidad de los grupos subsectoriales que forman la asociación, dando un impulso marcado por la agilidad, la eficacia y la transparencia.

La habilitación de profesionales y empresas con los nuevos refrigerantes es actualmente el punto caliente del sector. ¿Cómo se están llevando a la práctica estas habilitaciones y qué papel juega AEFYT en ello? ¿Se avanza al mismo ritmo en todas las comunidades?

Recientemente hemos firmado el Manifiesto en favor del Reconocimiento Profesional del Instalador en Edificación ante el INCUAL y participamos en otras iniciativas en ese mismo sentido. No hay un foro en el que no recordemos que la habilitación de los instaladores y la profesionalización del sector es la única manera de proteger los intereses de los usuarios de frío, evitar el fraude fiscal y garantizar instalaciones seguras y eficientes energéticamente. El intrusismo es un problema que nos preocupa mucho y debemos abordarlo en colaboración con la administración. 

Cada vez más se está extendiendo el uso de refrigerantes naturales principalmente por motivos económicos. ¿Cree que esta situación va a ser irreversible? 

En la actualidad existe un portfolio completo de gases refrigerantes con capacidad para responder de manera respetuosa con el medioambiente a cualquier necesidad de frío. En lo que siempre insistimos es en la necesidad de estudiar cada instalación frigorífica y buscar la solución más adecuada para cada caso. 

Entre los asociados de AEFYT contamos con fabricantes y distribuidores de refrigerantes naturales y con fabricantes y distribuidores de gases HFO y HFC y todos ellos tienen mucho que aportar a los grandes retos que tenemos por delante. Pensamos que todas las soluciones son complementarias en función de su uso. No olvidemos que hay un campo de instalaciones existentes de HFO y HFC, y que van a seguir así, y que son las más numerosas. 

El objetivo es que esas instalaciones sean lo más eficientes posible a través del control y los procedimientos de actuación del mantenimiento de los instaladores. 

El consumo de electricidad, fugas de refrigerante y el mantenimiento hace que una instalación sea cara o barata, y no se pueda amortizar debidamente. Hay que incidir en estas tres cuestiones.

La lucha contra la venta fraudulenta de los refrigerantes sigue siendo un problema importante, ¿Qué acciones al respecto se realizan desde la Asociación?

Desde hace tiempo tenemos un Observatorio en el que se recogen y se trasladan a la autoridad competente las denuncias de malas prácticas en este sentido que nos llegan. Además, AEFYT se ha unido a la campaña #SayNoToIllegalHFC promovida por EFCTC; en el marco de la misma, tuvimos recientemente un seminario muy exitoso en el que se dijo que España es el país de Europa con más tráfico ilegal. Se trata de un triste record. Para dejarlo atrás necesitamos la colaboración de las administraciones, un control aduanero más eficiente y la concienciación de los usuarios. 

La formación de profesionales frigoristas es uno de los pilares del sector. ¿Tenemos suficientes centros de formación en el territorio nacional? ¿Cómo se sitúa el balance entre la oferta y la demanda, actualmente de frigoristas? 

El sector tiene un claro déficit de frigoristas que nos preocupa mucho. El problema no está tanto en falta de centros de formación como en la necesidad de que desde las escuelas se transmita que éste es un sector donde desarrollar carreras variadas e interesantes y donde no existe el desempleo. Es urgente dar una mayor visibilidad a nuestro sector para despertar vocaciones. 

La implementación del frio en muchos procesos industriales ha aumentado la demanda de equipos y profesionales, prueba igualmente de ello es que el frio se ha convertido en una necesidad esencial en los tiempos actuales ¿Qué les diría a los jóvenes interesados en ejercer esta profesión de frigorista?

Les diría que deben sentirse orgullosos de trabajar en un sector esencial porque sin la cadena del frío no tendríamos alimentos, ni medicinas, ni vacunas, ni telecomunicaciones… Y, además, les diría que, como frigoristas, se abren ante ellos múltiples posibilidades de desarrollar su trabajo en muchos sectores diferentes. Es una carrera muy interesante, con grandes posibilidades de desarrollo personal y profesional.

AEFYT desde el inicio de la pandemia, está llevando a cabo diferentes formaciones online y webinars, a los que llaman “Encuentros Virtuales”, ¿Cuál está siendo la respuesta y participación de los profesionales en estos encuentros?

Los comienzos fueron tímidos, pero, cada vez en más ocasiones, colgamos el cartel de completo. Estamos consiguiendo conectar a unas empresas con otras gracias a contenidos significativos de plena actualidad en el sector del frío.

¿Que nuevas iniciativas tiene previstas poner en marcha durante su mandato?

Uno de los grandes objetivos es dar a este sector la visibilidad que merece tanto ante las administraciones públicas como ante la sociedad, así como dar un mayor protagonismo a las empresas. Todo ello nos ayudará a conseguir objetivos más tangibles relacionados con la legislación y los retos de la digitalización y la transición ecológica. 

Por ejemplo, acabamos de presentar una Manifestación de Interés ante el MINCOTUR cuya concesión podría impactar en 6.000 empresas del sector agroalimentario y en 1.600 del frío. Es un ejemplo de que hemos empezado con fuerza e ilusión este nuevo periodo.

¿Algo más que añadir?

Invito al asociacionismo, la unión es la mejor arma para poder conseguir los objetivos individuales. Aefyt en un vehículo ideal, la diversidad en la que interactúa, dando cabida a todos los actores de la cadena, lo convierte en un nicho de conocimiento empresarial y profesional. 

Una de las formas de engrandecer y enriquecer nuestras empresas es participando activamente como parte de un colectivo.

 

Visto 140 veces