Lunes, 08 Agosto 2022 12:47

Jose Gallardo · Jefe de la División de Refrigeración en Salvador Escoda, S,A.

JosE Gallardo 0Jose Gallardo inicia su andadura en Salvador Escoda en febrero del 2014 como técnico en refrigeración y ese mismo año en noviembre asume el cargo de jefe de la división. Gallardo se inició en el sector de la refrigeración en el año 1990 como técnico frigorista. Posteriormente en el 2006 su vocación por la refrigeración le lleva al campo de la formación siendo profesor del IES “Escola del Treball de Barcelona” hasta el 2014. Actualmente es miembro de la Junta Directiva de ACTECIR.

 

¿Qué le lleva a dedicarse a la refrigeración siendo ingeniero electrónico de formación?

En realidad yo le daría la vuelta a la pregunta, ya que desde muy niño tuve una estrecha relación con la refrigeración. Es el oficio de mi padre, actualmente jubilado. No recuerdo ningún momento de mi vida sin que tenga algo que ver con el frío, jugar con las bolitas de un filtro secador, me imaginaba que un relé de compresor de 1/4 CV era un coche negro brillante, el termostato de botellero era un ratón con la cola muy larga… en fin desde muy pequeño aprendí que el frío era algo divertido. Soy una persona muy competitiva y me gusta marcarme como objetivo ser el mejor, no necesito serlo, pero sí sentir que lo doy todo para conseguirlo. Tenía muy claro que jamás podría superar a mi padre en su oficio, era un ‘CRACK’ y resolvía todo lo que se proponía, frío, fontanería, ventilación, electricidad… solo había algo que a mí me apasionaba y él no controlaba, eso era la ELECTRÓNICA. Me encantaba jugar con cosas de trabajo, de hecho cuando me preguntaban, ¿Qué quieres ser de mayor? Yo respondía,  -Trabajador.

Entre mis juguetes preferidos había un par que me hacían pasar muchas horas aplicado a ellos, uno se llamaba ELECTRO L y otro se llamaba SCATRON. Mi decisión fue estudiar algo que me apasionara, con futuro y donde poder marcarme el objetivo de ser el mejor. 

Después de estudiar y hacer mis pinitos en el mundo del silicio, volví al lado de mi ‘maestro’ para aprender de verdad este maravilloso oficio y sacar adelante la empresa familiar en la cual nos desarrollamos  profesionalmente. Por lo tanto, yo diría ¿Por qué estudias electrónica siendo frigorista?.

Cómo llega a la dirección de la división de refrigeración en Salvador Escoda, S.A.?

Pues de pura casualidad, en aquella etapa, Salvador Escoda, S.A. era uno de mis principales proveedores. A parte de continuar desarrollando mi empresa, durante años colaboré activamente con varios centros de formación profesional. Esto me llevo a trabajar con SALVADO ESCOSA, S.A.,  para formar a los clientes instaladores en manipulación de gases fluorados. La relación con esta empresa se estrechó mucho y entré en contacto con la dirección de la División de Refrigeración.

Al cabo de varios meses de viajar a sus diferentes delegaciones y coordinar la formación mediante la colaboración de otros profesores, el entonces responsable de la División me ofreció formar parte de su equipo como técnico especialista en refrigeración. La finalidad era dar apoyo al resto del equipo técnico y comercial de la compañía para el desarrollo del negocio de la refrigeración. Además era de suma importancia elaborar un protocolo firme para implantarlo en la gestión interna para la comercialización de gases fluorados.

Era el año 2014 y la presión económica de esta época me hizo tomar la decisión de replantear mi carrera profesional y dar un giro de 180º, pasando de la rama técnica a la rama comercial. Era todo un reto, pero… ¿Por qué no probar? Después de ser entrevistado por el Sr. Escoda y escuchar los valores de la compañía, tuve la sensación de que si aceptaba la propuesta me esperaban nuevos retos y un mayor crecimiento profesional.

Tuvieron que pasar 8 meses para que la empresa me propusiera hacerme cargo de la División de Refrigeración.

Su faceta como profesor de refrigeración le  induce  a escribir un libro titulado “Competencia profesional del Frigorista” que se puede encontrar actualmente en el mercado. ¿Tiene previsto sacar un segundo libro sobre refrigeración?

Como ya he comentado, me gustan los retos y procuro no empequeñecer ante nada. Por este motivo acepté impartir el primer curso de nuevo reglamento de frigorista. Acepté un día por la tarde y al día siguiente a la 18’00 h tenía lugar la primera sesión. Fue tal la intensidad para la preparación de este curso y tan poca la información de la que disponíamos, que hubo que agudizar todos los sentidos y canalizar todos los esfuerzos para sacar adelante el curso. El resultado de tal labor terminó siendo la obra que la Editorial Marcombo tuvo a bien editar. 

No me considero un autor visionario, de hecho a poca gente conozco que escriba una obra con fecha de caducidad. ‘’Competencia profesional de Frigorista’’ es una obra basada en el reglamento de instalaciones frigoríficas y sus instrucciones técnicas complementarias, todo ello recogido en el BOE mediante le RD 138/2011.  Como toda obra técnica está sometida a constantes cambios y evoluciones, por lo que a fecha de hoy ya tenemos una nueva edición en marcha a punto de salir al mercado, la segunda edición bajo el mismo título, está basada en el RD 522/2019, actualizando la normativa aplicable a las instalaciones frigoríficas. En esta edición, como el tiempo no es infinito, cuento con la ayuda y colaboración de mi compañero de aula y en una corta etapa ‘alumno’ José Antonio Bejarano Pérez

Este sector como otros muchos de las instalaciones profesionales carece de la falta de profesionales y especialmente de jóvenes formados. ¿Cuál cree que es el camino actualmente para disminuir ese déficit? ¿Qué le diría a un futuro instalador frigorista? ¿Cree que faltan escuelas de F.P. Frigorista en nuestro país?

Es un tema que me preocupa mucho, realmente creo que el déficit de profesionales en el sector de los servicios técnicos es patente y nos está empezando a afectar de forma seria. Actualmente creo que los jóvenes optan por otras vías de futuro, más enfocadas a sectores donde la instalación y el mantenimiento no están presentes. 

De hecho opino que muchos de estos/as jóvenes ni siquiera conocen las salidas profesionales que ofrece el mundo del instalador. Lo ven como un trabajo pesado no hecho para esta generación. Las escuelas profesionales tienen las aulas vacías de chicos y chicas que quieran aprender un OFICIO. 

Yo lo que haría, de hecho en el poco tiempo libre que me queda ya lo hago, es hacer labor de divulgación y visitar institutos donde el alumnado aún no tiene claro qué camino tomar. No pretendo coaccionar a los chicos y chicas, sino mostrarles el camino que yo mismo en su día tomé y todo lo bueno que me está aportando. 

Creo que la actual falta de profesionales viene dada por la anterior falta de orientación de profesional, algo se nos quedó por el camino. Algo que considero de suma importancia y merece ser destacado es,  la formación y conocimientos de los formadores. Considero que para hacer más seductor un curso técnico debe estar impartido por un profesorado altamente cualificado y en unas instalaciones actualizadas y correctamente equipadas para la realización de prácticas de calidad. 

Lamentablemente eso no siempre ocurre, cuando visitas determinados institutos te encuentras instalaciones obsoletas y poco nivel práctico en profesorado.

Es triste ver a una persona sufrir por no poder dar mayor nivel de conocimiento en su aula. No creo que falten escuelas, hay suficientes y muy bien distribuidas, lo que falta es equipación y calidad de formación en las mismas. Si a estos centros se les dotara de un buen presupuesto para diseñar prácticas de calidad y  los docentes tuvieran la posibilidad de formarse en empresas del sector, estoy completamente seguro que realizar un ciclo formativo en instalaciones, mantenimiento, realización de proyectos, etc. sería lo suficientemente seductor como para hacer que las aulas volvieran a tener la afluencia de años atrás. 

Las personas que nos encontramos en las empresas afectadas somos los principales interesados en que esto suceda, por lo que no creo que hubiera gran problema en participar en estas formaciones para el equipo docente. La solución bajo mi punto de vista está en una colaboración activa y persistente escuela-empresa.

Al futuro instalador frigorista, le digo: GRACIAS Y FELICIDADES.

El motivo es evidente, gracias por elegir este maravilloso sector. Los nuevos reclutas nos hacen crecer y sentir el sentido de seguir avanzando, a ello/as les dejaremos nuestro legado para que lo mejoren y le den la continuidad que se merece.

Y felicidades por el gran acierto de elegir un camino por el cual ningún día de sus vidas les va a faltar trabajo. Si miráis a vuestro alrededor, el frío está presente en muchos más espacios de lo que os podéis imaginar, todo ello necesita instalación y sobre todo mantenimiento. Hasta ahora no hay máquinas capaces de hacerlo, es necesaria la mano de obra, ahí estáis vosotros, vuestras manos y vuestro futuro asegurado. A partir de este momento que cada uno se ponga sus metas ya que límites no hay.

Desde la óptica de fabricante distribuidor de equipos de refrigeración ¿Qué opina sobre la digitalización de equipos e instalaciones?

Yo para este punto tengo dos lemas que siempre me he aplicado, MENOS ES MÁS Y PIENSA EN FÁCIL.

Quizás nos es la forma más adecuada para adaptarme a las nuevas tecnologías y defender la eficiencia energética en una instalación frigorífica, pero me sirve para no perder el foco que cual es el objetivo del sistema que tenemos delante. Este sistema tiene una única e importante finalidad, es absorber el calor o la energía de una materia la cual queremos tratar. Dicho esto con el sistema más simple y sencillo lo podemos conseguir. Una vez lo tenemos, lo mejoramos. Evidentemente que voy a decir yo mismo, soy electrónico de estudios, toda aplicación en cuanto a digitalización se refiera mejora encarecidamente el sistema, con unos pocos sensores y la interpretación adecuada de las lecturas, pasamos de un sistema que enfría a un sistema además eficiente. Soy de la opinión que todo sistema frigorífico tiene que ser capaz de funcionar de manera mecánica en modo emergencia. 

Además de la eficiencia del sistema que es algo sumamente importante, gana un protagonismo nada despreciable la 4ª revolución industrial en la que estamos inmersos, que influye directamente  a todo sistema de refrigeración. 

La Industria 4.0, tal como la conocemos actualmente, toma un protagonismo muy relevante en la refrigeración por el mismo motivo que antes comentaba, el objetivo es la fiabilidad de los sistemas de refrigeración y un sistema digital suma, y nos puede prever una avería antes de que suceda. De hecho muchos sistemas frigoríficos actuales no son posibles sin un aporte digital al mismo.

Totalmente a favor de la digitalización de los sistemas de refrigeración pero sin perder el foco principal y siempre con la alternativa de emergencia del sistema mecánico tradicional.

¿Cómo ve el reto de los refrigerantes y sus nuevas normativas? 

Es un tema especialmente sensible del cual demasiado podemos hablar. Actualmente estamos asimilando el nuevo cambio inminente al que nos enfrentamos. 

Podemos tomar dos posturas, la más optimista por definirla de alguna manera, que es a la  que yo me acojo. El reto es ser más amigable con el medio ambiente y respetar lo que nos queda de planeta, soy un enamorado de la naturaleza y lo salvaje. Realmente si no ponemos de nuestra parte perderemos lo mejor que tenemos. 

La otra postura es la que nos encontramos en nuestro día a día. Hay soluciones para la sustitución de refrigerantes pero no son soluciones definitivas, me refiero a los fluorados. No solo nos enfrentamos a las constantes actualizaciones de normativa, sino también a la escasez de materias para la producción de gases. Esto hace que las fluctuaciones de precios sean sumamente perjudiciales. 

Soluciones tenemos, trabajamos con refrigerantes naturales, tipo CO2, NH3, etc… el problema en estos casos es la inversión inicial en las instalaciones para que sea posible la aplicación de los mismos. A partir de ciertas producciones frigoríficas la rentabilidad de la inversión tiene una recuperación considerable, el problema está en la pequeñas instalaciones donde la inversión puede llegar a cuadriplicar la inversión con refrigerantes fluorados. 

Actualmente simplificaría la situación y agruparía los sistemas indirectos en tres grupos según el refrigerante a emplear:

Sistemas de gran producción frigorífica w Refrigerantes CO2 y NH3

Sistemas de pequeña producción frigorífica w Refrigerantes A2L

Sistemas enchufablesw Hidrocarburos, R600, R290

Creo que la solución está sobre la mesa y donde tenemos que trabajar de forma intensa es en la formación de nuestros técnicos para que estemos actualizados en aspectos técnicos y sobre todo de seguridad, dado que vamos a trabajar a altas presiones de circuito o bien con refrigerantes ligeramente inflamables y muy inflamables. 

¿Cree que en este sector van a dominar los refrigerantes naturales?

Creo que van a tener un protagonismo muy importante, tal como comentaba anteriormente. Hasta el punto de dominar el sector, soy bastante escéptico, la industria química siempre nos puede ofrecer una substancia sintética o una mezcla que se adapte a las nuevas necesidades en mayor o menor grado, pero seguro que el resultado de la inversión inicial es menor en sistemas de pequeña producción. 

¿Qué opina de los nuevos impuestos en España sobre los gases fluorados para equipos nuevos o nuevas instalaciones? ¿Qué problemas puede ocasionar a los fabricantes a la hora de exportar sus equipos?

Puedo estar más o menos de acuerdo, pero lo que es cierto es que nos toca el bolsillo directa o indirectamente a todos. Yo creo que si algo no se debe utilizar lo retiramos y se terminó el problema, para ello debemos estar preparados y no lo estamos. No creo que un impuesto sea la forma de eliminar el problema medioambiental, mucho menos repercutir dicho impuesto antes de ni siquiera haber contaminado, es como cuando de pequeño te llevabas un pescozón sin motivo y la respuesta era ‘por si acaso, algo habrás hecho o harás’. 

Dicen que uno de los motivos para la  aplicación de este cambio es la simplificación de las gestiones para la Agencia Tributaria. 

Está claro que sí, se simplifica todos a pagar el impuesto de todo fluorado que tengas. Mientras no tengamos un producto que en pequeñas producciones de refrigeración no sea contaminante, no tiene sentido este impuesto y mucho menos cobrarlo antes de contaminar. Pensaría diferente si tuviéramos una alternativa  de bajo nivel de PCA/GWP y conviviera con el refrigerante que ahora trabajamos, entendería que debemos motivar al técnico a utilizar substancias no contaminantes. 

En conclusión creo que vamos a asumir un aumento de precios de los equipos, pero solo para consumos en España, los que exportamos tenemos un problema añadido. Hasta ahora mediante las declaraciones cuatrimestrales de los CAF de cada empresa, podemos declarar e ingresar el impuesto recaudado ya que adquirimos cargas y máquinas sin impuesto grabado. 

En esta situación simplemente justificamos la exportación del producto y declaramos 0€ de impuesto. Ahora, el impuesto lo anticipamos, aunque tengamos la posibilidad de recuperar el importe del impuesto de las ventas por exportación, las inversiones en compras de equipos o cargas van a verse afectadas ya que contamos con un gasto más, aunque sea temporal. 

Creo que las empresas pueden crecer con financiación, si las empresas financian a la Agencia Tributaria el crecimiento se verá afectado. Para esta situación creo que los más adecuado es poder separar el impuesto del valor de bien que se esté comercializando.

La refrigeración se ha convertido en un bien imprescindible en la cadena alimentaria. ¿Cree que aún tenemos margen para una mejora en eficiencia energética y sostenibilidad de nuestras instalaciones?

Por supuesto, siempre hay margen de mejora. Tecnológicamente evolucionamos a una velocidad de vértigo, pese a que la producción frigorífica, ya de por sí es uno de los procesos de intercambio energético más eficientes, siempre se puede mejorar. 

¿Algo más que añadir?

A parte de agradeceros la posibilidad de poner voz a esta entrevista, me gustaría transmitir la inquietud que ya hemos comentado, para que la refrigeración siga mejorando y evolucionado necesitamos frigoristas. Hablemos de frío y expliquemos lo buen oficio que puede llegar a ser. 

Visto 875 veces
Save
Cookies user preferences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Aceptar
Rechazar
Política de Cookies
Cookies_web